Los Reyes han recorrido este lunes la Gran Vía madrileña para comprobar, 100 años después de que Alfonso XIII presidiera el inicio oficial de las obras de esta arteria de la capital, que aquel "sueño de modernidad", como la ha calificado el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, es una realidad viva.

La Banda Sinfónica Municipal puso música al solemne acto, como ya hizo hace un siglo El centenario de la Gran Vía, organizado por el Ayuntamiento, ha reunido este lunes a la Corona y a políticos de todas las administraciones y partidos y a personajes del mundo del espectáculo, tan ligado durante décadas a esta céntrica calle de Madrid, ahora jalonada de menos cines pero de más teatros.

Además de don Juan Carlos y doña Sofía y Ruiz-Gallardón, han acudido el ministro de Fomento, José Blanco; el presidente del Congreso, José Bono; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; y los ex alcaldes de la capital José María Alvarez del Manzano y Juan Barranco. Junto al Gobierno del Ayuntamiento en pleno y los portavoces popular, socialista y de IU en el consistorio, Manuel Cobo, David Lucas y Ángel Pérez; la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce; han asistido personajes del mundo del espectáculo como Sara Montiel, Lina Morgan y Francisco Valladares.

La Gran Vía nació como un sueño de modernidad que pronto se hizo real De esta conmemoración quedará para siempre en la Gran Vía un monumento, un plano en relieve de la calle realizado en bronce, que los Reyes, Ruiz-Gallardón y Blanco han descubierto en la confluencia con la calle de Alcalá y que durante toda la mañana ha sido buscado y fotografiado por cientos de madrileños y turistas.

Después de descubrir este monumento, a los acordes de las zarzuelas 'Dos de mayo' y 'La Gran Vía', interpretadas por la Banda Municipal, don Juan Carlos y doña Sofía han saludado a algunos de los miles de personas que llenaban las aceras de la calle y han tomado el coche para dirigirse a la Casa del Libro, donde han sido recibidos por el director de la entidad, Ignacio Ugalde. Tras ver y ojear algunos de los libros expuestos, los Reyes han recibido como regalo la Obra Completa de Miguel Hernández, del que también se cumple el centenario de su nacimiento, ya que Espasa Calpe, propietaria de la Casa del Libro, es la editorial en que trabajó el poeta de Orihuela y que ofreció la primera edición de postguerra de su obra.

Un siglo en imágenes

De nuevo en coche, los Reyes se han dirigido a la sede de las Áreas de Economía y de Las Artes en la Gran Vía, donde se ha incorporado a la visita Esperanza Aguirre, que se ha marchado nada más terminar este acto para recorrer un tramo del Camino de Santiago a su paso por el municipio serrano de Cercedilla junto a los presidente autonómicos de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, y Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

La calzada será cada vez más utilizada prácticamente en exclusiva por transporte público y residentes Acompañados por el director del periódico ABC, Ángel Expósito, que ha cedido las fotografías, han contemplado una muestra de imágenes de las 10 décadas de historia de la Gran Vía en las que aparecía el Rey Alfonso XIII, la estación de metro de Gran Vía o los antiguos taxis Seat 1.500. Ha sido en este acto donde Ruiz-Gallardón ha tomado la palabra para decir que "la Gran Vía nació como un sueño de modernidad que pronto se hizo real" y ha resaltado los lazos que unen a Madrid con la Corona, a la que ha calificado como "moderna, representativa y útil" y en la que ha dicho que "confluyen los sentimientos de lealtad e identidad nacional de todos los españoles".

Hoteles y edificios residenciales

Poco antes, en una entrevista en Telemadrid, el alcalde anunciaba "una restricción" del tráfico privado "cada día mayor para que el peatón sea protagonista" de esta avenida. "La calzada -ha indicado- será cada vez más utilizada prácticamente en exclusiva por transporte público y residentes, y los que no sean residentes tendrán que recurrir cada día más al transporte público, como en todo el centro de Madrid".

También ha afirmado que "muchos edificios se van a convertir en hoteles y muchos van a recuperar su uso residencial" y ha añadido que estos usos, al igual que los culturales, van a imponerse sobre los terciarios, las oficinas y "los vinculados al uso del vehículo privado".

Consulta aquí más noticias de Madrid.