El metro alcanza ya, sin el tramo hasta Malagueta, los 650 millones, frente a los 403 presupuestados al inicio

El Banco Europeo de Inversiones renueva y amplía el crédito para la construcción del suburbano hasta los 375 millones de euros
ESTACIÓN EL TORCAL
ESTACIÓN EL TORCAL
M.G.

El coste de las líneas 1 y 2 del metro de Málaga alcanza ya los 650 millones de euros, frente a los 403 millones presupuestados al inicio, y sin tener en cuenta el tramo Guadalmedina-Malagueta, uno de los más complejos y, presumiblemente, más caros.

Así lo indicó hoy la consejera de Obras Públicas y Vivienda, Rosa Aguilar, quien declaró que el tramo que discurre hasta La Malagueta pasando por la Alameda Principal, cuyo proyecto de construcción se está terminando, "es un espacio sensible". Al respecto, afirmó que su objetivo es "llegar rápidamente a un acuerdo final y definitivo con el Ayuntamiento de Málaga porque el dinero ya lo tenemos".

Aguilar justificó el incremento de la inversión aludiendo a la mejora del proyecto para atender, además, las peticiones de la Junta, del Ayuntamiento de Málaga o de los propios vecinos. "Creemos en el diálogo y apostamos por la participación ciudadana", apostilló.

"No hemos escatimado esfuerzos porque estamos ante una obra que hace historia, que cambia la fisonomía de la ciudad y que genera oportunidades reales", aseveró, mostrándose convencida de que "merece la pena el esfuerzo que estamos haciendo".

Por ello, agregó, "a nadie le debe extrañar que cuando se comenzó la obra tuviéramos prevista una inversión y que con la mejora sustancial del proyecto vayamos a invertir más". "Tenemos el mejor proyecto, de excelencia, y, por tanto, ha necesitado más inversión", expuso, al tiempo que aclaró que "cuando un proyecto se mejora no tiene sobrecoste, sino inversión añadida".

De hecho, la consejera andaluza mencionó, para mejorar la seguridad de los usuarios del metro, la incorporación al proyecto del sistema de puertas de andén en todas las estaciones, lo que implica una inversión añadida de 15 millones de euros.

Durante su intervención, Aguilar señaló que "estaremos de enhorabuena a finales de 2011", con la puesta en marcha de la línea 2 (Héroe de Sostoa-Martín Carpena) y del tramo en superficie de la 1 que atraviesa el campus universitario de Teatinos.

Crédito del bei

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y Metro de Málaga formalizaron hoy la renovación y ampliación del crédito a la sociedad concesionaria para la financiación de la construcción de las líneas 1 y 2 del suburbano por un importe de 325 millones de euros, ampliable hasta los 375 millones.

El crédito se reembolsará en un plazo de 20 años y contribuye a reforzar la solidez financiera del metro, en fase de ejecución desde el año 2006. Se establece un interés referenciado al euribor, más un margen diferencial del 0,32 por ciento en el periodo de construcción y del 0,07 por ciento en la fase de explotación.

El contrato de financiación fue firmado por el director del departamento de préstamos del BEI para España y Portugal, Carlos Guille, y el presidente de la sociedad concesionaria Metro de Málaga, Santiago Ruiz.

El BEI concedió ya un primer préstamo de 50 millones en 2006 para comenzar la obra del metro, que aumenta ahora con 275 millones, existiendo la posibilidad de ampliar esa cantidad en otros 50 millones, según informó Guille, quien calificó el suburbano como "un gran proyecto para Málaga, que va a redundar en su calidad de vida y que situará a la ciudad a la altura de las grandes capitales de España". Además, apuntó que el Banco Europeo de Inversiones "sólo financia proyectos que considera técnica, medioambiental y financieramente viables".

Por su parte, Aguilar, en calidad de presidenta de Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, firmó también el crédito, ya que el ente público de ferrocarriles respalda las garantías depositadas por la concesionaria y sus accionistas. La Consejería de Obras Públicas y Vivienda, a través de la empresa pública Giasa, es el segundo accionista de Metro de Málaga, con un 23 por ciento del capital.

Tras la firma, la consejera comentó que la consecución de esta financiación constituye "un impulso decisivo y un espaldarazo definitivo" para la ejecución del metro, en tanto que da cobertura a todas las mejoras sustanciales que se han ido incorporando al proyecto para la mejora de la seguridad y la funcionalidad del futuro servicio.

También manifestó que el crédito del BEI supone una operación financiera con ventajosas condiciones para la ejecución de "una gran infraestructura de transportes en un entorno económico y financiero complejo".

Por su parte, según resaltó Guille, Andalucía se ha beneficiado de 10.500 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones, convirtiéndose en la tercera Comunidad Autónoma que más apoyo recibe de esta entidad. Además, declaró que "el BEI tiene una gran confianza en la economía española".ESTACIONES

Después de la firma del crédito, la consejera visitó la estación El Torcal de la línea 2, ubicada bajo la avenida Velázquez, para presentar el diseño arquitectónico de estas instalaciones subterráneas. En el vestíbulo y andén se realizaron las muestras con los acabados y terminaciones finales.

El estilo del diseño arquitectónico y la elección de los materiales se sustentan en el cumplimiento de los criterios de los máximos estándares de seguridad, accesibilidad y funcionalidad. El interior cuenta con espacios amplios y diáfanos, a los que se incorpora un mobiliario funcional, con un diseño monocromático y una cálida iluminación proyectada en la totalidad del recinto.

En cuanto a la accesibilidad, se han tenido presente todas las necesidades del colectivo de personas de movilidad reducida, tanto con la incorporación de medios mecánicos de acceso —ascensores y escaleras mecánicas— desde el nivel de calle al vestíbulo y andén, como con la implantación en la solería de encaminamientos y pasos de pavimento podotáctil que, al tener una diferente textura, orientan mejor el tránsito de las personas invidentes.

Respecto a los materiales, se seleccionaron aquellos que garantizan un óptimo mantenimiento y limpieza. La solería será de baldosas de terrazo con rodapiés inclinados. Las paredes incorporan placas de vidrio laminado y bandas luminosas con la inscripción de la estación, mientras que en los andenes se recurre a paneles aglomerados a base de cemento. Los techos tienen acabado de hormigón con una capa de pintura oscura.

Finalmente, las bocas de acceso de las estaciones subterráneas se han resuelto con un recinto cubierto en forma de templete, formado por vidrio y acero inoxidable, que proporciona un mayor confort y calidez al usuario. También se dispone de un monolito de señalización en el exterior iluminado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento