El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó este martes en una ceremonia en la sala Este de la Casa Blanca la histórica ley de reforma sanitaria, que extenderá la cobertura médica a más de 30 millones de estadounidenses que carecían de ella.

La ley que promulgo aplicará reformas por las que generaciones han luchado durante años "La ley que promulgo hoy aplicará reformas por las que generaciones de este país han luchado durante años", dijo Obama en una ceremonia en la que estaban presentes los legisladores que promovieron la medida y ciudadanos que se beneficiarán de la reforma.

Un Obama sonriente como quizá nunca desde el día de su investidura insistió en que "hoy, tras casi un siglo de pruebas, hoy tras más de un año de debate, hoy después de que se han contado todos los votos, la reforma del sistema sanitario se convierte en ley en Estados Unidos. Hoy".

El presidente, para el que la medida representa el mayor triunfo de su mandato y un logro que había esquivado a quienes le precedieron en el cargo, dedicó la firma, entre otras personas, a su madre, fallecida de cáncer y que "hasta los últimos días de su vida tuvo que pasarlos peleando con las aseguradoras".

Hoy, tras casi un siglo de pruebas, hoy tras más de un año de debate, la reforma del sistema sanitario se convierte en ley En la abarrotada ceremonia se encontraban, entre otros, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, y Vicky Kennedy, la viuda del senador Ted Kennedy, quien hasta su muerte de cáncer el pasado agosto dedicó su vida en el Congreso a la reforma del sistema sanitario.

Tras la firma, el presidente estadounidense tiene previsto desplazarse al Departamento del Interior, donde pronunciará un discurso sobre el alcance de la medida frente a una audiencia de legisladores y de estadounidenses comunes y corrientes cuyas historias, según la Casa Blanca, ponen de relieve los beneficios que acarreará la reforma.