En declaraciones a la prensa durante la inauguración de unas jornadas sobre terrorismo, el ministro explicó que la mitad de las operaciones las lleva a cabo la Policía Nacional, y el resto, la Guardia Civil, aunque rehusó concretar cuántas se concentran en ETA y cuántas en otros grupos nacionales o internacionales.

"Se trata de operaciones serias con las que estamos dando una buena respuesta" a la financiación del terrorismo, indicó el ministro.

Los costes para cometer un atentado pueden ser relativamente bajos

Al inaugurar el seminario "Financiación del terrorismo ¿qué control es posible?", organizado por el Instituto Ortega y Gasset, destacó que, si bien los costes para cometer un atentado pueden ser "relativamente bajos", el mantenimiento de redes terroristas estables requiere una "provisión continuada y elevada de recursos financieros" que se obtenga de "fuentes sistemáticas".

Tras recordar que ETA se financia fundamentalmente a través de la extorsión, afirmó que las fuerzas de seguridad trabajan "con discreción ese campo de financiación".

Mientras que ETA se financia a través de la extorsión, el terrorismo internacional opta por el narcotráfico

Respecto al terrorismo internacional, el ministro explicó que recaba fondos, tanto de actividades lícitas como ilícitas -estas últimas más difíciles de atajar-, fundamentalmente del narcotráfico, pero también del robo, el secuestro o la desviación de recursos por medio de entidades cómplices y colaboradoras.

Ley de prevención de financiación del terrorismo

Alonso anunció que su departamento ha elaborado un proyecto de Real Decreto, que está en un avanzado estado de tramitación, por el que se aprobará el Reglamento de la comisión de la vigilancia de las actividades de financiación del terrorismo.

Este Reglamento va a desarrollar una ley de prevención y bloqueo de la financiación del terrorismo que dotará a las Fuerzas de Seguridad de herramientas eficaces, pues "dificultará sobremanera" el uso que los terroristas podrán hacer de los canales formales, obligándoles a emplear mecanismos "más arriesgados y menos ágiles" de financiación.

Durante la inauguración de las jornadas, el embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, informó de que en España han sido bloqueados medio millón de euros de bienes de Al Qaeda y recordó, por ejemplo, que los atentados del 11-S costaron menos de medio millón de dólares a los terroristas que los perpetraron.

El ministro del Interior quiso destacar también que la colaboración internacional, tanto política como operativa, es "de relevancia decisiva" para luchar eficazmente contra la financiación del terrorismo en un mundo en el que los capitales se mueven libremente.