Grecia aprueba el nuevo plan de austeridad en medio de violentas protestas

  • Las medidas para ahorrar 4.800 millones de euros a través de recortes sociales y más impuestos han sido aprobadas.
  • Los enfrentamientos entre manifestantes radicales han sido los protagonistas en una nueva jornada de huelga.
  • Quieren volver a protestar de forma masiva el próximo día 11.
Un grupo de manifestantes intenta evadir el gas lacrimógeno lanzado por la Policía durante las protestas en Grecia.
Un grupo de manifestantes intenta evadir el gas lacrimógeno lanzado por la Policía durante las protestas en Grecia.
EFE

El Parlamento griego aprobó este viernes el nuevo plan de austeridad para ahorrar 4.800 millones de euros por medio de recortes sociales y nuevos impuestos, a pesar de las violentas protestas con que han sido recibidas estas medidas. "El proyecto de ley del Ministerio de Finanzas ha sido adoptado en su totalidad", informó a la prensa el portavoz de la Cámara, Filipos Petsalnikos, sin ofrecer detalles de la votación.

Por su parte, el responsable de Finanzas, Yorgos Papaconstantinos, dijo que Grecia no tendrá que aplicar más medidas de austeridad adicionales para hacer frente a la maltrecha economía del país. Mientras, varios incidentes violentos se producían en Atenas cuando miles de trabajadores protestaban contra este plan, donde una nueva huelga convocada por los principales sindicatos casi ha paralizado la actividad del país.

Según fuentes sindicales, un grupo de unos 300 radicales armados con piedras y maderas arremetieron contra miembros del partido parlamentario Coalición de Izquierda (Syriza) para evitar que desplegaran una pancarta en el monumento al soldado desconocido, frente al Parlamento.

Previamente, otros radicales golpearon al presidente de la Confederación General de Trabajadores de Grecia (Gsee), Gianis Panagópulos, cuando se dirigía a los manifestantes desde el estrado montado en las proximidades del Parlamento. Panagópulos fue trasladado a la clínica del Parlamento para ser atendido.

Con anterioridad, unas 10.000 personas participaron en otra manifestación convocada por el sindicato Pame, afiliado al Partido Comunista, que se desarrolló en calma ante el Parlamento, donde se exhibieron pancartas que llamaban a "responder con guerra a la guerra de la plutocracia".

Los servicios públicos se han paralizado desde las 11.00 horas, al tiempo que cientos de vuelos fueron interrumpidos o cancelados por la participación en un paro de cuatro horas de los controladores aéreos. Los sindicatos mayoritarios anunciaron este viernes otra huelga general para el próximo día 11.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento