Tres peluqueras turcas heredan 55 millones de euros de un tío que vivía en América

  • Eran familia pero no se habían conocido nunca.
  • El hombre falleció en 1949, muchos años antes de que ellas nacieran.
  • Poseía un terreno en el que se ha hallado petróleo.
Las tres hermanas de origen turco, residentes en Alemania, que han recibido la enorme herencia.
Las tres hermanas de origen turco, residentes en Alemania, que han recibido la enorme herencia.
BILD AM SONNTAG

Nilgün, Sevtap y Oya, tres hermanas, peluqueras de origen turco y residentes en la ciudad alemana de Darmstadt, acaban de heredar 75 millones de dólares (más de 55 millones de euros) de un desconocido "tío en América".

El dominical Bild am Sonntag cuenta este domingo la historia de las tres hermanas que se han visto sorprendidas por la abultada herencia que les ha llegado inesperadamente de un familiar que falleció muchos años antes de que ellas nacieran y del que nada sabían.

La historia comienza hace unos cien años cuando Uropa Mehmet, crítico con el régimen del sultán de Turquía, huye del país y emigra en 1912 a Estados Unidos, donde compra por poco dinero un pedazo de tierra.

Uropa Mehmet rompe todo contacto con su pasado y fallece en 1949 en un accidente de ferrocarril en EEUU, sin que las autoridades locales se esfuercen en la búsqueda de familiares a la vista de que su parcela carecía entonces prácticamente de valor.

Las cosas cambian cuando en la región encuentran petróleo y una empresa petrolífera desea explotar el terreno del ya fallecido Uropa Mehmet, dispuesta a pagar 75 millones de dólares por la concesión y un 12 % de los beneficios.

No es hasta hace pocos años cuando las autoridades norteamericanas se lanzan a la búsqueda de los herederos y consiguen, tras una ardua investigación, localizar a una nieta de Mehmet, madre de las tres peluqueras, todas ellas residentes en Alemania.

En declaraciones al dominical, Nilgün comentan que recibieron la noticia de la herencia por boca de un miembro del consulado general de Estados Unidos.

"Felicidades. Usted y sus hermanas acaban de heredar. Son fantásticamente ricas"; así reproduce Nilgün las palabras del funcionario consular.

Las tres reconocen que no saben que harán con la enorme fortuna, aunque se han puesto ya a la búsqueda de un abogado turco en Estados Unidos que represente sus intereses ya que, como reconocen, "mucho dinero puede traer también muchos problemas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento