Para paliar esta situación el Ayuntamiento desembolsará 30.000 euros, una partida que se completará con las mejoras que se emprenderán en el epicentro del casco antiguo, la plaza de Azcárraga. El alumbrado de este enclave será renovado gracias a una inversión de 83.500 euros. Pero no será la única que salga de las arcas municipales para este emplazamiento. También los jardines de plaza serán sometidos a una profunda remodelación gracias a los 60.200 euros que María Pita gastará en ellos.