Según estas fuentes, una patrulla de la Policía Local se desplazó esta tarde a esta céntrica zona de Toledo ante el peligro de derrumbamiento de uno edificio de dos plantas cuyo estado ruinoso se ha visto empeorado en las últimas horas por las lluvias.

Los agentes procedieron a cerrar el tráfico y acordonar la zona con el fin de evitar daños personales. Asimismo, trataron de localizar a los dueños de los vehículos aparcados frente al edificio para que los cambiaran de lugar.

Además, los agentes de la Policía Local se pusieron en contacto con Iberdrola, la empresa que gestiona la instalación eléctrica en la zona, para pedir el corte del suministro de electricidad. Con este fin, la eléctrica envió dos técnicos a la Plaza de las Fuentes.

Consulta aquí más noticias de Toledo.