Ante esta situación, el Grupo Parlamentario Popular presentó en días recientes una Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno a cumplir con la resolución de la Comisión de Vivienda de la Cámara Baja aprobada el pasado 18 de noviembre en la que se mandataba a "modificar las condiciones de acceso y comercialización de la línea ICO", con el fin de que una medida de tanto calado social llegue a quién realmente lo necesita, informa el partido en un comunicado de prensa.

En este sentido, el también portavoz de Vivienda del Grupo Popular denunció que, a pesar del mandato de noviembre del año pasado, "el Gobierno del PSOE sigue sin hacer nada, la financiación no llega a las familias, la concesión de préstamos sigue restringida y las medidas tomadas de ayuda a las familias en extrema necesidad no están funcionando".

El diputado tinerfeño recordó, según consta en la exposición de motivos de la proposición, que el número de ciudadanos españoles en situación de desempleo hace necesario proponer iniciativas que protejan a las familias que están pasando por mayores dificultades económicas.

Asimismo, Pablo Matos indicó que "una de las consecuencias más dramáticas del continuo incremento del número de parados está siendo el crecimiento de la morosidad hipotecaria, que alcanzó el 5.07 por ciento en noviembre de 2009, lo que puede llevar a muchas familias españolas a perder su hogar".