El portavoz de la Oficina Nacional de Transición a la TDT del Ministerio de Industria, Ignacio León, se trasladó hoy a Logroño para mantener un encuentro con los alcaldes de los municipios riojanos afectados por el "último empujón" de esta tecnología en La Rioja.

En junio del año 2009 llegó el primer 'apagón' a La Rioja Baja en una primera fase que, en diciembre de ese año, dio paso a una segunda, desarrollada por Navarra pero que afectó, también, a los municipios del Valle de Ocón y la zona del Camero Viejo.

Ahora, llega a La Rioja una última fase que alcanza a 130 municipios (o 239.200 ciudadanos) de Logroño y su entorno, La Rioja Alta, los Cameros Nuevos y la parte de los Viejos que aún puede elegir entre televisión analógica y TDT.

En los hogares de estos municipios ya aparece una rótulo en el que se dice que, a partir del 10 de marzo, ya sólo se podrá ver la TDT. O lo que es lo mismo: que sólo se podrá ver la televisión si el edificio tiene antena de TDT y se posee un descodificador en casa.

No obstante, León explicó que eso no significa que el 10 de marzo alguien vaya a bajar una "gran palanca" y se proceda al 'apagón' de forma abrupta. El proceso va a ser "paulatino" desde ese día y, sobre todo, serán los días 22 y 23 de marzo cuando la televisión analógica se "jubile" y ya no sea posible verla. El apagón en todo el Estado culminará el 3 de abril.

Junto a León, en rueda de prensa, el delegado del Gobierno en La Rioja, Jose Antonio Ulecia, auguró una transición "cómoda, satisfactoria y que no va a pillar fuera de juego a nadie".

Por su parte, el gerente de la Agencia del Conocimiento de La Rioja, Antonio Ruiz Lasanta, indicó que el 86,2 por ciento de los hogares de La Rioja donde se producirá el próximo cese ya acceden a los canales de la TDT; y el 96 por ciento tiene antena en su comunidad de vecinos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.