La Diputación foral de Gipuzkoa destinará 11 millones de euros a planes de rescate y reestructuración de empresas "potencialmente tractoras" afectadas por la crisis económica que cuenten con un plan de viabilidad, para cuya ejecución destinará subvenciones por un total de 1,5 millones, y otros 10,08 millones al apoyo de la competitividad empresarial. En total, se contará con más de 22 millones de euros del Plan Anticrisis de la institución foral, dotado con casi 100 millones.

En una rueda de prensa en San Sebastián, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, acompañado del diputado foral de Hacienda y Finanzas, Peio González, dio cuenta de los dos decretos aprobado hoy por el consejo foral de diputados dentro del marco de actuaciones previstas en el Plan foral anticrisis, el primero referido a la concesión de subvenciones para apoyar proyectos empresariales estratégicos de Gipuzkoa en sus procesos de reflexión, dotadas con 1,5 millones de euros y dirigidas a pymes y grandes empresas para que puedan ejecutar sus planes de viabilidad o estratégicos.

Las subvenciones podrán ser de hasta el 75 por ciento de los gastos subvencionables con un límite de 100.000 euros por ayuda por entidad beneficiaria individual y de 250.000 para el conjunto del proyecto en el caso de proyectos en cooperación y de hasta el 75 por ciento con un límite de 100.000 euros por entidad beneficiaria y año para los individuales. A la hora de conceder estas ayudas, se tendrán en cuenta criterios como la singularidad de las propuestas, la mejora competitiva para la empresa, su esfuerzo económico o la incidencia en el mercado y apertura a sectores emergentes.

El plazo de presentación de solicitudes finalizará el próximo 30 de marzo. El segundo decreto, con dos líneas de actuación, contempla una partida de 11.023.000 euros para Planes de rescate y reestructuración de empresas "tractoras", con el objetivo, según Olano, de que "traccionen a otras empresas en el territorio", con un plan de viabilidad y que estén pasando dificultades por la crisis, para evitar su cierre, atender a sus necesidades financieras coyunturales o a su reestructuración.

El procedimiento de concesión de estas ayudas, que podrán ascender hasta el 30 por ciento de los gastos suvencionables con un límite de 3 millones de euros y que podrán solicitarse hasta el 30 de octubre, será el de concurrencia no competitiva hasta agotar las disponibilidades presupuestarias en función del orden de entrada de solicitudes.

Además, este decreto también contempla una partida de 10.088.825 euros en ayudas para el apoyo a la competitividad y para proyectos tractores de las empresas con domicilio fiscal y social en Gipuzkoa, centros de actividad productiva en el territorio y un proyecto estratégico o plan de empresa. Se subvencionarán inversiones en innovación, la adquisición de equipos y maquinarias, así como la contratación de jóvenes.

El plazo de presentación de solicitudes a esta convocatoria de ayudas, para las que ya se han preseleccionado nueve empresas a las que podrían sumarse próximamente otras nueve que se concederán también por concurrencia competitiva, finalizará el 30 de marzo.

El diputado general destacó que las cantidades presupuestadas para todas estas subvenciones en 2010 "es abierta" e "irá fluctuando" según las necesidades que se planteen. Además, indicó que se trata de una iniciativa "abierta a la colaboración con el conjunto institucional" y supone una "herramienta afinada" para hacer frente a la crisis en el territorio.

González explicó que se establecerán unas obligaciones a los concesionarios de estas ayudas de manera que deberán garantizar la permanencia de sus compañías en el territorio durante un plazo de cinco años.

Olano explicó que estas subvenciones se enmarcan en el tercer eje del Plan Anticrisis de la Diputación, el apoyo a las empresas, una línea prioritaria a la que se suma el apoyo a colectivos con dificultades especiales, para el que se destinará 4,03 millones a través de diversos programas de inserción laboral a lo largo del periodo 20010-11; las ayudas a infraestructuras de ciencia, tecnología e innovación dotadas con 10 millones a las que podrán acceder centros orientados a generar conocimiento; y el impulso a la inversión en obra pública e infraestructuras. INFRAESTRUCTURAS

Dentro de este capítulo González indicó que el Plan foral Anticrisis contempla una dotación de 34 millones para la finalización de la autovía del Urumea, el desdoblamiento de la variante de Hernani que se licitará en junio y se espera esté concluido para finales de año; 10 millones para la construcción de la Glorieta de Gomistegi en La Herrera, en Pasaia, que se ejecutará entre este año y el que viene; y 68 millones para la construcción del eje Beasain-Durango por el sur, cuyas obras saldrán a concurso a finales de este ejercicio.

Por su parte, Olano anunció que la próxima semana se aprobarán los decretos correspondientes al eje de apoyo a colectivos con dificultades especiales y el mes que viene los referidos al impulso a la inversión en infraestructuras.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.