La consejera socialista asegura en un comunicado de prensa que "en esta revisión del catálogo de especies protegidas se echa de menos el alto nivel de consenso que se alcanzó en 2001, cuando se aprobó el catálogo actualmente vigente". Asimismo, Domínguez resalta como "especialmente llamativo y preocupante" el hecho de que "se constata la ausencia de informes técnicos de los propios organismos medioambientales del Gobierno autonómico, de las universidades canarias y de cualquier otro organismo científico con capacidad para evaluar, con rigor e independencia, el estado de conservación de los ecosistemas canarios".

Por este motivo, la consejera socialista considera que "es fundamental habilitar cauces de participación activa a aquellos organismos y entidades con capacidad para emitir juicios fundamentados sobre la materia que nos ocupa, con el oído especialmente atento a la comunidad científica", ya que, a su juicio, sólo con esta actitud "será posible abordar con garantías la revisión del catálogo y la adopción de medidas efectivas de protección de las especies".

Domínguez pide, por tanto, en su moción "por una parte, que el Cabildo pida la retirada de la actual propuesta de catálogo, y por otra, que se elabore un nuevo Catálogo canario, con el asesoramiento activo de técnicos, científicos, Universidades, asociaciones, etcétera, y que cuente con la participación de los Cabildos Insulares y de sus respectivas Unidades Insulares de Medio Ambiente". De igual forma, la consejera socialista solicita que "se mantenga el actual catálogo de especies amenazadas mientras se tramita el nuevo catálogo nacional y de la Comunidad".