En este sentido, las mismas fuentes indicaron que fue en torno a las 11,30 horas de hoy martes cuando el Ayuntamiento decidió adoptar la referida medida, todo ello tras una reunión en la que participaron el alcalde de la localidad, Francisco Javier Reinoso (PSOE), un asesor técnico del 112 y efectivos del Instituto Armado, entre otros.

De este modo, se ha acordado el desalojo preventivo de unas 50 viviendas ubicadas en la Avenida del Castillo y en la Plaza de la Coronación, zonas muy próximas al río Guadalquivir, todo ello debido a que la crecida en su cauce puede provocar que el agua entre por las alcantarillas, anegando de ese modo las viviendas.

Asimismo, los inquilinos de las casas de dos plantas allí ubicadas han podido trasladarse, junto a sus enseres, a la planta de arriba, aunque, ante la previsión de que el cauce del río suba "bastante", la mayoría de los vecinos afectados se están desplazando a casas de familiares ubicadas en otras zonas del pueblo.

Además, el Consistorio loreño ha puesto a disposición de los afectados tanto un camión como un almacén municipal al objeto de que depositen allí sus enseres. Según indicaron fuentes municipales, no es la primera vez que se da esta situación en la zona, pues en el año 1995 ya sucedió algo parecido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.