El concejal de Asuntos Sociales de Vitoria, Peio López de Munain, explicó importancia del servicio de hogares funcionales en una rueda de prensa ofrecida en el Ayuntamiento de la capital alavesa. El servicio residencial da cobijo a 41 jóvenes de entre 8 y 18 años, de ellos 35 están en régimen de acogimiento residencial y seis se encuentran en régimen mixto, acuden durante el día y regresan a dormir a sus domicilios.

Los menores llegan hasta este servicio de atención social por encontrarse en situación de riesgo de desamparo familiar, haber sufrido malos tratos en cualquiera de sus tipologías o presentar ciertos déficits físicos o psíquicos. "Son niños que proceden de familias desestructuradas con múltiples problemáticas y por ello es necesario que estén en el centro de forma continua y con una previsión de media o larga estancia", señaló el edil.

"La labor por parte del Ayuntamiento no sólo se centra en ofrecer un hogar temporal para el desarrollo del menor tanto a nivel emocional como social, sino que pretende devolver al niño o niña a su entorno familiar o, en caso de que esto no sea posible, a una familia de acogida, o bien conseguir su propia autonomía personal y social, pero siempre asegurando la calidad de vida del joven, que es nuestro objetivo prioritario", afirmó López de Munain.

Los equipos multiprofesionales que trabajan con los jóvenes desarrollan una atención personalizada según las necesidades de cada caso. Actúan en diferentes ámbitos como en el personal, sanitario, el educativo y el familiar.

A su vez se realizan programas dirigidos a ayudarles a aceptar su propia realidad, a promover un nivel adecuado de autonomía personal, inculcar hábitos de vida saludable, potenciar sus capacidades intelectuales o favorecer la integración de los menores en el marco escolar, formativo y laboral.

López de Munain recordó que cuando los menores cumplen 18 años, el Ayuntamiento pone en funcionamiento el Programa Valeo, que les "ayuda a pasar de una manera más suave de los servicios de menores a las ayudas sociales para adultos". "Mantenemos una relación con ellos, les pagamos alquileres de pisos donde conviven varios jóvenes, y trabajamos junto a ellos", añadió.

"En los meses de junio y julio la competencia de menores pasará a manos de la Diputación Foral de Álava, y esperamos que subrogue el contrato a las dos asociaciones que colaboran con el Ayuntamiento para que sigan realizando su labor", anunció el edil.

Consulta aquí más noticias de Álava.