Se trata de un descenso que casi duplica el registrado en el conjunto del país, que fue del 3,7%, tras la pérdida de cerca de 69.500 cotizantes extranjeros en un año, lo que situó la afiliación media de este colectivo en algo más de 1,8 millones.

Del conjunto de extranjeros que estaban afiliados a la Seguridad Social al finalizar enero en Cantabria —y que representan el 0,65% del total nacional—, 7.831 cotizaban al Régimen General; 390 al Régimen Agrario; 1.302 al Régimen de Autónomos; 2.115 al del Hogar; y 89 al del Mar.

Dentro del Régimen General (el más numeroso del sistema), la mayoría se concentraban en el sector de la hostelería (2.211) y de la construcción (1.283), seguido del comercio (919) y la industria manufacturera (764).

Además, de los 11.727 afiliados de media en enero, el 52% eran hombres (6.108) frente a un 48% de mujeres (5.619).

Si se tiene en cuenta su procedencia, el 70% provenían de países no pertenecientes a la Unión Europea (UE), en concreto 8.228, mientras que los 3.499 restantes (30%) eran de estados comunitarios.

En el caso de los primeros, eran principalmente peruanos (1.274), colombianos (1.253) y moldavos (749). En el caso de los segundos, los más numerosos eran los que provenían de Rumanía (1.558), Portugal (557) y Bulgaria (367).

Consulta aquí más noticias de Cantabria.