'Monet y la abstracción': Una obsesión clave para pasar a la historia
'Iris amarillos' (1924-1925) de Monet. MUSÉE MARMOTTAN MONET

El nombre de Claude Monet (1840 - 1926) está íntimamente ligado al impresionismo francés. No en vano él fue el más prolífico de los pintores galos encuadrados en esta corriente. Sin embargo, su muerte pasó prácticamente desapercibida en el ambiente artístico de la época.

Monet había mostrado una obsesión permanente por captar la instantaneidad

Pero, a mediados del siglo pasado, la joven generación de pintores abstractos americanos y europeos vinieron a hacer justicia redescubriendo su obra.

Y es que desde sus paisajes londinenses hasta las representaciones de su jardín de Giverny, Monet había mostrado una obsesión permanente por captar la instantaneidad. Esto lo llevó a desdibujar la representación pictórica hasta, prácticamente, las puertas de la abstracción.

Una exposición que abrirá sus puertas en el Museo Thyssen y la Fundación Caja Madrid de la capital este martes incide, precisamente, en este aspecto, el que terminó por situar a Claude Monet en el lugar fundamental que ocupa hoy en día en la historia del arte.

Inspirados por el maestro

Mark Rothko, Willem de Kooning, Clyfford Still, Gerhard Richter y Joan Mitchell fueron algunos de los jóvenes artistas que, a mediados del siglo XX, volvieron la vista hacia Monet.

Su obra podrá contemplarse en la muestra Monet y la abstracción en diálogo con la del maestro impresionista, poniendo de manifiesto sus múltiples conexiones. En total se exhibirán más de un centenar de piezas procedentes de colecciones particulares y museos de todo el mundo, sobre todo del Musée Marmottan Monet de París.

* Museo Thyssen Bornemisza. Paseo del Prado, 8. Metro: Banco de España. Martes a domingo, de 10.00 a 19.00 horas. Entrada: 8 euros en taquila; 7 euros si es anticipada por Internet. Hasta el 30 de mayo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.