Por ello, han llamado a los aragoneses a movilizarse bajo el lema 'En defensa de las pensiones. No al retraso de la jubilación. La solución no es recortar la protección social'. En Zaragoza, la manifestación partirá el martes 2 de marzo, a las 19.30 horas, desde la Plaza San Miguel de la capital y finalizará en la Plaza de Aragón.

En rueda de prensa en Zaragoza, los secretarios generales de UGT y CC.OO.-Aragón, Julián Lóriz y Julián Buey, respectivamente, explicaron que con esta movilización desean expresar "con rotundidad y firmeza" el rechazo de los sindicatos a la propuesta del Ejecutivo central, al valorar que "no es el momento ni el lugar" para poner en marcha una propuesta "inoportuna e innecesaria".

Lóriz recordó que antes de iniciar una negociación para reformar el sistema de pensiones, deberían culminarse cuestiones que aún están pendientes del acuerdo de pensiones adoptado en 2006, como la integración en el Régimen General del Régimen Especial Agrario y de los empleados del hogar; así como rebajar la edad de jubilación a trabajadores sometidos a condiciones laborables penosas, tóxicas, peligrosas o insalubres.

Además, en un momento de crisis "la prioridad debe ser crear empleo y no abrir un debate sobre el sistema de pensiones", porque ahora "tocaba dar confianza y tranquilidad y no amenazar con recortes cuando existen otras alternativas", como trabajar en la flexibilidad de la jubilación o en la financiación del sistema a través de los Presupuestos Generales del Estado, porque con este tipo de propuestas "no se refuerza la seguridad que el sistema de pensiones debe dar", apuntó Lóriz.

Asimismo, el secretario general de UGT-Aragón defendió mejorar la protección social situando las pensiones mínimas "por encima del umbral de la pobreza" e instó al Ejecutivo central a evitar propuestas "regresivas, insolidarias, equivocadas e imprudentes" como su iniciativa para reformar el sistema de pensiones.

En este mismo sentido, Julián Buey incidió en que ahora "la noticia en España y lo que debería preocupar en serio" es la complicada situación económica, "la salida lenta de la crisis y que el paro no deja de crecer", así como el hecho de que un 90 por ciento de los contratos de empleo son temporales y aportan "inestabilidad" al país.

El secretario general de CC.OO.-Aragón alegó también que se plantea "un recorte serio" en las pensiones con el argumento de que "la esperanza de vida se alarga" y planteando una medida "que tendría efecto en quince o veinte años", cuando en los últimos años se ha incrementado el número de personas que cotizan a la seguridad social y existe un superávit en el sistema "por la llegada de trabajadores inmigrantes y por la incorporación de la mujer al mercado laboral".

Hablar "con seriedad y consenso"

Julián Buey defendió que los sindicatos "no mantenemos una actitud demagógica, porque llevamos mucho tiempo hablando de pensiones y los primeros interesados en que el sistema de pensiones tenga futuro somos los sindicatos", pero la reforma del sistema debe "hablarse con seriedad y consenso".

Por ello, ambos sindicatos han convocado una manifestación en las tres capitales de Aragón, y que se celebrará también durante la última semana de febrero y la primera de marzo en todas las ciudades españolas, para que el Ejecutivo central "reconsidere su propuesta y se recupere el consenso", un mensaje que transmitirán por igual al PSOE y al PP, como principal partido de la oposición, para que "se pongan mano sobre hombro a trabajar por los problemas del país", aseveró Lóriz.

Con estas movilizaciones desean que "la ciudadanía diga al Gobierno que debe retroceder, que hay que hablar (de la reforma del sistema de pensiones) más detenidamente" y que, en caso de retirar su propuesta inicial, "sería un acto de sensatez", concluyó Buey.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.