Beyoncé
La cantante Beyoncé durante el concierto ofrecido en Sao Paulo (Brasil). EFE

La cantante estadounidense Beyoncé llevó al delirio a los más de 60.000 espectadores que asistieron a su concierto en el estadio Morumbí de Sao Paulo, en el segundo espectáculo de la gira brasileña de la artista y el más multitudinario de los recitales en su carrera.

"Muchas gracias por recibirme aquí. Éste es mi mayor show, y éste es uno de los mayores públicos para los que he cantado", exclamó al subir al escenario la esbelta mulata, quien lució un ajustado vestido de color dorado que resplandecía con el destello de los juegos de luces dispuestos para su espectáculo.

Crazy in love, canción con una pequeña introducción de Deja Vu y Naughty Girl, fue el tema de apertura del conciertoCrazy in love, canción con una pequeña introducción de Deja Vu y Naughty Girl, fue el tema de apertura del concierto e inmediatamente después la artista volvió a incitar al público: ¿Quien está aquí para bailar?, !Quiero a todas las chicas sexys de Sao Paulo bailando!". Beyoncé también interactuó con el público al plantear quién podía hacer más algarabía de los dos lados en que estaban ubicados.

El espectáculo de la norteamericana estuvo precedido de un concierto de apertura, no menos emotivo, de la cantante brasileña Ivete Sangalo, la reina de la fiesta en el país suramericano y quien "calentó" los ánimos de los espectadores a pesar de la fuerte lluvia que cayó sobre la ciudad e hizo reducir su tiempo en el escenario.

Ronaldo en el concierto

Después de abrir su concierto con la canción Na base do beijo, Sangalo resbaló y debió continuar el espectáculo descalza. "Si Madonna ya cayó y Beyoncé también, eso quiere decir que ya soy también una de las divas de la música", bromeó la popular artista.

La parada brasileña de la gira mundial 'I Am... Tour' de Beyoncé, comenzó el jueves en el sureño balneario de Florianópolis, continuará domingo y lunes en Río de Janeiro y cerrará el 10 de febrero en Salvador, como preámbulo del carnaval.

Entre las personalidades famosas brasileñas que asistieron al espectáculo causó revuelo en el palco la presencia del futbolista Ronaldo y su esposa Anthony, quien deja ver el avanzado estado de su segundo embarazo. Beyoncé, ganadora de seis premios Grammy en su última edición, vendió más de 50 millones de discos con el grupo Destiny's Child y otros 25 millones en su carrera como solista.