Antonio Banderas
Antonio Banderas. ARCHIVO

Su repleta agenda de trabajo -que incluye a Woody Allen, Broadway, Dalí y Steven Soderbergh- evidencia el saber hacer de Antonio Banderas, quien, después de años de experiencia, controla a la perfección los entresijos de Hollywood: "Tras 20 años en una industria tan difícil, ahora mismo me desenvuelvo sin ansiedades", asegura.

Woody Allen es una leyenda. Se moría de la risa cuando le contaba que en 1984 yo llevaba una camiseta con su cara

Es el mejor embajador posible del cine español, trabajador incansable y agradecido, que ha sabido adaptarse a la idiosincrasia de la industria estadounidense.

El suyo ha sido un largo camino cimentado por la solidez de cineastas como Pedro Almodóvar, Alan Parker, Martin Campbell o Robert Rodriguez.

Ahora se pone a las órdenes del gran Woody Allen con la cinta You will meet a tall dark stranger, que llegará a las pantallas el próximo otoño y en la que comparte cartel con Anthony Hopkins y Naomi Watts.

"Woody Allen es una leyenda. Se moría de la risa cuando le contaba que en 1984 yo llevaba una camiseta con su cara", explica el actor, quien ha cambiado radicalmente el concepto que tenía del director de Manhattan.

"Me habían dado otra imagen de él, pero descubrí que era una persona extremadamente dulce. Se comporta con el actor con una lógica aplastante", asegura.

Quizás esta podría ser la oportunidad del malagueño para hacerse con el preciado Óscar de la Academia; premio que ya consiguió el año pasado su compatriota Penélope Cruz, precisamente con una cinta del director neoyorquino, Vicky Cristina Barcelona.

Volver a rodar con Pedro siempre es posible. Depende de él, respeto sus tiempos y estoy a la espera

"Imposible -augura él mismo-; un actor reconoce de inmediato cuando su personaje tiene potencial para ganar premios y el que hago en esta película es muy esporádico, muy al servicio del filme".

Otra colaboración pequeña, pero sustanciosa, es la que hace con Steven Soderbergh, con el que viajará a España. Llegará a Barcelona a finales de mes para el rodaje de Knock Out, el nuevo proyecto del prolífico cineasta, responsable de títulos como Ocean's eleven o Traffic.

¿Y para cuando el reencuentro con Almodóvar? "Pedro sabe que siempre estoy ahí. Volver a rodar con él siempre es posible. Ahora depende de él, respeto sus tiempos y estoy a la espera", confiesa.

Emocionado con interpretar a Salvador Dalí

Pero el papel con el que lleva años lidiando es el de Salvador Dalí. "Es un proyecto muy caro para no tratarse de una película de acción . Un presupuesto de 32 millones de dólares es muy alto para una película que trata de un pintor, pero se va a rodar", asegura.

Aunque en un principio no se veía en el papel del genio de Figueras, el británico Simon West le convenció tras obligarle a hacer una prueba de cámara.

Ahora Banderas se muestra emocionado con la película: "Es uno de los mejores guiones que ha caído en mis manos en toda mi carrera profesional", apunta el protagonista de La máscara del Zorro, para quien es todo un acierto que la cinta "se haya planteado con la misma esencia surrealista que los cuadros de Dalí".

Conocer el juego de Hollywood

A su regreso a Los Ángeles (EE UU), Banderas se concentrará en su labor como productor, y trabajará en la candidatura al Óscar del cortometraje La dama y la muerte, de Javier Recio, tras el que se encuentra su empresa Green Moon.

Un actor reconoce de inmediato cuando su personaje tiene potencial para ganar premios

Es en esta faceta donde Banderas demuestra haber entendido a la perfección el juego de Hollywood, y ya anuncia que moverá sus hilos para que su protegido llegue a recoger el ansiado premio de la Academia de Cine estadounidense.

El malagueño va a "pedir consejo a los jefes" de Dreamworks -los responsables de la saga Shrek, a la que seguirá vinculado en los próximos años-, va a organizar pases del cortometraje en la todopoderosa productora estadounidense, y también pretende  ofrecer cócteles en su casa de Los Ángeles.

Además, aplicará los conocimientos adquiridos tras dar voz al Gato con Botas en el cine y se encargará de la dirección de voces de la película Goleor, el próximo largometraje de animación de su productora, que empleará las técnicas de 3-D.

Actor consagrado en Broadway

Pero ha sido Broadway donde se ha ganado el definitivo respeto profesional, como protagonista del musical Nine, por el que optó a un premio Tony de teatro.

Sin descanso, viajará de Barcelona a la Gran Manzana para iniciar los ensayos de Zorba, musical basado en la novela de Nikos Kazantzakis y con el que recoge el legado del actor Anthony Quinn.