Un terremoto de 6,6 grados en la escala abierta de Richter sacudió este domingo la costa de la isla de Ishigaki, en el archipiélago de Okinawa (sur de Japón), sin que por el momento se haya informado de daños, según la Agencia Meteorológica de Japón.

El seísmo ocurrió a las 15.10 hora local (06.10 GMT) y provocó que en Ishigaki y otras islas del archipiélago de Okinawa se emitiera una alerta de tsunami que fue levantada hacia las 16.30 hora local (07.30 GMT).

El temblor tuvo su epicentro a una profundidad de 10 kilómetros bajo el mar al sur de Ishigaki y alcanzó un valor de 3 puntos en la escala japonesa cerrada de 7, que analiza las localidades afectadas por el seísmo más que su intensidad.

Japón está en una de las zonas sísmicas más activas del mundo y sufre con relativa frecuencia terremotos de gran intensidad, si bien no suelen provocar daños debido a que las construcciones del país están preparadas para los temblores.

El seísmo más grave ocurrido en Japón en años recientes se registró en Kobe (oeste) el 17 de enero de 1995, con una magnitud de 7,3 grados en la escala abierta de Richter, y dejó más de 6.000 muertos.