Churriana cumple un siglo en la capital

Los euros, en casa El distrito sirvió de modelo nacional para familiarizar a la gente con la moneda europea.
Algunos vecinos de Churriana pidieron a mediados de los noventa ser independientes de Málaga. Todo quedó en amago de secesión.
Algunos vecinos de Churriana pidieron a mediados de los noventa ser independientes de Málaga. Todo quedó en amago de secesión.
Martín Mesa
Hubo una época en que Churriana era un pueblo próspero y con su propio alcalde. Pero a finales del siglo xix las arcas municipales no alcanzaban para cubrir las demandas de los vecinos.

Para el Ayuntamiento y muchos aristócratas y burgueses malagueños que tenían allí su segunda residencia sólo había una alternativa: anexarse a Málaga. Fue así como Churriana se integró en la capital como barrio y distrito.

Pero el proceso de unión no fue fácil. El Consistorio de Málaga se negaba en redondo a hacerse cargo de un municipio con deudas. El investigador Jesús Castillo asegura que el Gobierno de Churriana llegó a deber 250.000 pesetas, una cifra que entonces era un dineral.

El alcalde no estuvo de acuerdo con que le endosaran Churriana. Tampoco 21 concejales de la Corporación. Pero el regidor tuvo que dimitir presionado por el Ministerio de Gobernación, que quería conseguir a toda costa la anexión, que se produjo el 28 de octubre de 1905. Ayer, un pleno en el distrito recordó los cien años de su integración en la capital. Ha sido una convivencia fácil a pesar de un conato independentista apaciguado en los noventa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento