Las citas para ver al médico de familia están registrando demoras de hasta dos horas

  • Los colectivos de médicos estiman que hacen falta entre 50 y 100 médicos de familia más en la ciudad.
  • Se quejan de que las bajas no se están cubriendo con la suficiente celeridad.
Pacientes esperan en un ambulatorio.
Pacientes esperan en un ambulatorio.
ARCHIVO

Acudir al centro de salud se está convirtiendo estos días en todo un acto de paciencia para cientos de enfermos. Las citas para ver al médico de familia están registrando retrasos de hasta dos horas en las consultas de buena parte de los centros de salud, sobre todo en los barrios como Torrero, Actur, Casablanca o Delicias.

La escasez de facultativos (debido tanto a las vacaciones de Navidad, que aún colean, como a las bajas sin sustitutos) y el creciente uso que se está haciendo de la sanidad pública por las patologías relacionadas con el frío son las principales causas que explican estas largas demoras.

"Es algo que se está generalizando a todos los centros de salud, entre otras cosas porque se están tardando entre dos y tres días en mandar sustitutos cuando hay una baja", explica Rafael de Pablo, médico de Zaragoza y portavoz de la Plataforma Diez Minutos.

Los retrasos están afectando sobre todo a los centros más saturados. En la capital aragonesa, casi la mitad de los ambulatorios (en torno a 17 de los 32 que hay) tienen consultas saturadas con médicos que tienen a su cargo a más de 1.700 pacientes y en algunos casos hasta 2.000, según el último informe elaborado por Ebrópolis. Los centros de salud de Romareda, Valdefierro, Sagasta o Arrabal son otros de los que acumulan mayores demoras.

En algunos casos, las citas se están llegando a demorar hasta dos y tres días, y si coinciden con el final de la semana llegan a saltar incluso al lunes o el martes siguiente. Las asociaciones y sindicatos de médicos de atención primaria, como Fasamet, consideran que sólo en Zaragoza hacen falta entre 50 y 100 facultativos de primaria más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento