La venta de animales en la Rambla se acabará en 2006

El Ajuntament quiere reunirse con los paradistas para negociar el futuro de sus tiendas. Los propietarios no saben nada. Podrían vender otras cosas.
Una chica observa una parada de animales de la Rambla, ayer.
Una chica observa una parada de animales de la Rambla, ayer.
J.Soteras
Los propietarios de las 14 paradas de venta de animales que hay en las Ramblas tendrán que empezar a pensar en vender otra cosa o aceptar una indemnización y cerrar la tienda. Las paradas deberán dejar de vender animales el próximo año.

El Ajuntament comenzó a principios de mes a abrirles expedientes informativos, según informó ayer un representante del Consistorio, para hacer saber a los paradistas que inclumplen la ordenanza municipal de animales, y quiere reunirse con cada uno de ellos para buscar una solución, que pasa por aceptar una indemnización o cambiar de actividad. Estas paradas dependen de Mercats Municipals.

«No podemos irnos porque entonces cómo nos ganaríamos la vida», afirmaba ayer Mariano Arumí, que lleva 40 años vendiendo animales en la Rambla y defiende su actividad: «tratamos mejor a los animales que muchos de esos ecologistas que quieren que cerremos».

Otra propietaria, Mónica Trias, aseguró desconocer que se les haya abierto un expediente y afirmó que «quien incumple la normativa es el Ajuntament, ya que nosotros tenemos una concesión».

Información en lugar de jaulas

La Asociación Defensa de los Derechos del Animal presentó ayer el proyecto ganador el concurso de ideas que convocó para sustituir a las paradas de animales. Unos paneles interactivos que ofrecen a los turistas y ciudadanos información sobre la ciudad ha sido el proyecto premiado con 6.000 euros. Los estudiantes de arquitectura Max Trullàs y Pablo Martínez han sido los creadores de este proyecto denominado Piu-Piu y que se hará llegar al alcalde Joan Clos para que el Ajuntament valore su implantación en las Ramblas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento