En un comunicado, el comité explicó que la agresión se produjo ayer en la línea L-3139 (Barakaldo-El Regato) cuando circulaba sobre las siete menos veinte por Barakaldo, con seis personas, incluido el chófer.

La piedra impactó contra el conductor que resultó herido y se le tuvo que escayolar el brazo. El comité de TCSA indicó que, de no haber sido por su "pericia", que controló el vehículo rápidamente, "las consecuencias de esta agresión podían haber sido enormes".

El comité exigió a quien corresponda que adopte la medidas necesarias para evitar este tipo de agresiones y pidió que se piedan responsabilidades al autor o autores d elos hechos. Por último, expresó su deseo de que su compañero se recupere "lo antes posible".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.