Asimismo, a través de un comunicado, UCAR mostró su desacuerdo con las "actuaciones parciales" en materia de memoria histórica, "que privilegian a unos muertos sobre otros, sin tener en cuenta la necesidad de una visión integral del problema". "La recuperación de la memoria histórica de nuestro pueblo es un asunto de capital importancia para la cicatrización definitiva de las heridas de la guerra civil española y de la dictadura franquista", señaló la organización, que exige a los poderes públicos para que actúen de oficio, "ordenando la apertura de las fosas comunes diseminadas por el territorio español, identificando a las víctimas en la medida en la que sea posible".

Además, condenó la Ley de Memoria Histórica promulgada por el Gobierno socialista, porque "supone una legitimación indirecta del régimen de Franco y una especie de Ley de Punto Final, al no anular los juicios-farsa de la dictadura" e insistió en su determinación de "seguir luchando por la Tercera República Española como forma de estado homologable, en términos democráticos, al resto de la Europa Comunitaria".

UCAR-Granada pretende que la República siente las bases de la reconciliación nacional española, "desmontando el pacto de silencio de la Transición y devolviendo la dignidad a las mujeres y a los hombres asesinados, encarcelados, torturados y reprimidos por el fascismo" y se reconoce en el lema popularizado por el Ayuntamiento de Víznar 'Lorca eran todos'.

"Lorca eran todos, porque Lorca fue uno más entre los cientos de miles de asesinados en aquella orgía de sangre que provocó el golpe militar del 18 de julio de 1936. Lorca eran todos, porque Lorca simboliza a la perfección la tragedia de la guerra civil y de la posterior dictadura. Lorca eran todos, porque nuestra piel de toro aún guarda en sus entrañas los cadáveres de miles de Lorcas", concluye.

Consulta aquí más noticias de Granada.