El hombre sustrajo, según informó el Cuerpo Armado, de un supermercado dos cremas cosméticas y fue retenido, por este motivo, por un vigilante de seguridad, momento en el que el detenido consiguió hacerse con un palo de madera y le golpeó en la cabeza provocándole una herida.

El vigilante de seguridad tuvo que ser trasladado en ambulancia e ingresado en Urgencias con una posible fractura craneal, siendo su estado reservado.