La posibilidad de Caixanova también se ha manejado de cara a incorporarse al Sistema Institucional de Protección (SIP) que han iniciado la caja canaria y la navarra, aunque las dificultades derivan de la falta de interés de la Xunta de Galicia, que prefiere otras opciones de cara al futuro de la caja gallega.

En todo caso, la incorporación de nuevos socios al SIP de CajaCanarias y CAN no está aún sellada ni cerrada a otras entidades además de Caja Burgos y Sanostra, ya que se tanto la caja tinerfeña como la navarra "están negociando con más" ya que son "muchos los acercamientos" desde cajas de ahorros de todas partes de España.

A expensas de estas posibles incorporaciones, y según las mismas fuentes, el Banco de España ve con "buenos ojos" el SIP de CajaCanarias y la CAN, aunque la contestación oficial y definitiva aún no está encima de la mesa de los consejos de administración de las dos entidades de ahorro.

Ante la incorporación de más socios a este proceso de integración, las entidades deberían cursar una nueva petición ante el regulador bancario español, aunque la sensación es que el Banco de España está viendo estos procesos "con buenos ojos".

La integración entre Caja Navarra y Caja Canarias se caracteriza por un solapamiento muy reducido de sus redes comerciales, del 2 por ciento, según han precisado ambas entidades el pasado mes de noviembre, cuando avanzaron que este proceso tendrá "un efecto nulo en términos de empleo".

En ese momento, ambas entidades aseguraron también estar empujando "a todo gas" para llegar al plazo que se han marcado de contar con el visto bueno definitivo por parte del regulador antes de final de año, además de estar identificando procesos de negocio generadores de empleo vinculados al desarrollo de la 'Banca Cívica' —la nueva marca común— y destinados a la captación de clientes en colaboración con las entidades sociales.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.