Aunque parezca mentira, en el tiempo que usted tarda en leer este periódico es probable que se produzca un delito en Vizcaya. Y es que en nuestra provincia se comete uno cada 20 minutos. La delincuencia entre los meses de enero y agosto ha aumentado un 0,84% respecto al mismo periodo del año anterior. Ya son 68 delitos al día. Este año suman en total 16.408, el 61,7% de todos los delitos de la comunidad autónoma.

La gran mayoría de las infracciones cometidas son delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico, o lo que es lo mismo, robos. Fueron 12.551, un 76,4% del total. En segundo lugar, muy lejos de los robos, se sitúan los delitos contra la integridad, de los que se han cometido 840 en los ocho primeros meses del año.

Otro de los quebrantamientos de ley que más afectan a la comunidad es el de lesiones, o agresiones, que supone un 3,6%. Después vendrían los que atentan contra la seguridad colectiva (3,5%), en los que se enmarcan los incendios y la conducción temeraria o bajo los efectos del alcohol. En quinto lugar se sitúan las infracciones contra la libertad de las personas (3,3%).

Delitos más comunes

Contra el patrimonio: 19.468 en Euskadi; 12.551 en Vizcaya.

Tortura y contra la integridad: 1.398 en Euskadi; 840 en Vizcaya.

Lesiones: 1.020 en Euskadi; 603 en Vizcaya.

Sólo un delito de aborto

Si con algunos delitos nos sorprendemos de que haya tantos, hay otros con los que nos pasa lo contrario.

Es el caso del aborto, del que podríamos pensar que ocurre con cierta frecuencia, y, sin embargo, sólo se ha registrado un caso en Euskadi, concretamente en Guipúzcoa. Otro delito en el que únicamente ha habido una infracción es en el que atenta contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.