Madrid no escapa a la alarma mundial desatada por una hipotética mutación del virus de la gripe aviar. La posibilidad de una pandemia produce temor, y ello se nota en el aumento de las demandas de información que llegan a los centros de salud.

Aunque la campaña de vacunación contra la gripe común (en marcha desde el 1 de octubre) se desarrolla con «normalidad», según varios coordinadores médicos de una docena de centros de salud consultados por este periódico, las preguntas y dudas sobre los efectos de la gripe aviar en la población van en aumento.

«Hasta ahora llevamos el mismo ritmo de vacunación que otros años, yo creo que de todas maneras la gente confía mucho en lo que le está diciendo su médico», comenta un especialista.

«Preguntan si la vacuna sirve contra la gripe aviar, pero les explicamos que en este momento no existe ninguna vacuna», señala otro sanitario. La desinformación entre la población es evidente, según se desprende de los médicos consultados. Muchas personas, señalan éstos, han confundido la campaña contra la gripe común con la gripe aviar. «Yo creo que se está desatando una  gran alarma», comenta un médico.

De momento la orden para todos los centros de salud es aplicar la vacuna sólo a los pacientes considerados población de riesgo, es decir, mayores, sanitarios y embarazadas.

Hasta el 30 de noviembre

La campaña contra la gripe común que ha puesto en marcha la Consejería de Sanidad se extenderá hasta el 30 de noviembre. Este año Madrid contará con 1.050.000 dosis (725.000 ya repartidas en los ambulatorios), unas 200.000 más que el año anterior. La campaña está dirigida a la denominada población de riesgo, es decir, las personas que por padecer gripe puedan poner en riesgo su salud, como por ejemplo los mayores. En esta ocasión se incluyen también las mujeres embarazadas, a partir del segundo y tercer trimestre de gestación. La edad de vacunación ha pasado de 65 a 60 años. Sanidad recomienda tranquilidad y acudir al médico si alguien cree que debe vacunarse.