Mueren los siete cachalotes que encallaron en la costa italiana del mar Adriático

  • Los cetáceos han estado agonizando en la playa de Foce di Capo.
  • El último de ellos falleció en las últimas horas tras un día de agonía.
  • Las autoridades locales se afanan en buscar el lugar para enterrarlos.
Varias personas observan una de los cachalotes varados en una playa cerca de Foce di Varano, en Foggia, Pulia (Italia).
Varias personas observan una de los cachalotes varados en una playa cerca de Foce di Varano, en Foggia, Pulia (Italia).
EFE

Siete cachalotes que se aproximaron a una playa de Italia en la noche del pasado jueves yacen muertos en la costa adriática italiana, después de que el último de ellos falleciera en las últimas horas tras más de un día de agonía.

Los cuerpos de los cetáceos permanecen encallados en la costa de Foce Varano, entre los municipios de Cagnano Varano e Ischitella, en la región de Apulia (sureste de Italia), a la espera de que las autoridades puedan retirarlos, según informan los medios de comunicación italianos.

Los siete animales llegaron en la noche del pasado jueves, por razones que aún se desconocen, al litoral de la provincia de Foggia en compañía de otros dos cachalotes, que consiguieron salir con vida de la zona.

Desde entonces y hasta este domingo, algunos de los cachalotes, para los que el Ministerio de Medioambiente denegó el sacrificio, han estado agonizando en las proximidades de la playa de Foce di Capo Iale-Laguna di Varano.

Para mañana ha sido convocada una reunión en la delegación del Gobierno en Foggia en la que se estudiará el modo en el que pueden ser retirados los cuerpos de los siete animales, ya que empiezan a dar signos de descomposición y a desprender un gran hedor.

Medidas de seguridad necesarias

Las autoridades locales, que se afanan en buscar el lugar idóneo para enterrar a los cetáceos, han dispuesto las medidas de seguridad necesarias, también sanitarias, para evitar que los curiosos se acerquen demasiado a los cachalotes.

Los cuerpos de los animales pesan unas 13 toneladas cada uno y se encuentran en una zona de difícil acceso para los medios de motor necesarios para su levantamiento y transporte, y éste es el principal punto que abordarán mañana las autoridades en la reunión en la delegación del Gobierno.

A falta de realizarles las autopsias, los veterinarios presentes en la zona apuntan a que el fallecimiento de los animales se debió a causas naturales, muy probablemente por el aplastamiento de su diafragma que sufrieron tras encallar en la costa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento