El hermano mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, Manuel Fernando Guerrero, ha considerado que el actor y director "se escuda en el personaje de Torrente para justificar su acción", aunque estimó que "ya es un paso".

Segura hizo publico ayer un comunicado en el que afirma que le gustaría obtener el perdón de los ofendidos por estas imágenes. "Me gustaría disculparme, retractarme y fustigarme", manifiesta el cineasta, quien señala que Torrente es "un ser despreciable, mezquino, mal cristiano, mala persona, guarro, zafio y grasiento, con el que insisto, una vez más, no comparto ninguna de sus opiniones o visiones del mundo".

"No quería ofender"

El director explica que Torrente es un personaje de ficción. "Un personaje cómico-patético. Yo no, yo soy una persona (con mis sentimientos) y yo como persona puedo decir que nada quedaba más lejos de mi intención que ofender a los devotos de la Santísima Cruz de Caravaca a través de los actos de mi personaje. Un personaje que pisoteando dicha cruz prueba que no tiene credo, ni fe, ni moral".

Ante estas disculpas, el hermano mayor de la cofradía estimó que "ya es un paso que haya pedido disculpas", si bien añadió que el hecho de que atribuya estas acciones al personaje y diga que no las comparte, es escudarse en el personaje para "decirlo abiertamente".

Está muy mal lo que hizo Santiago Segura, pero tampoco queremos que sea un tema conflictivo

"De momento, la asesoría jurídica de la cofradía está estudiando si hace alguna actuación más o no. Lo que sí creemos es que ya es un paso. Está muy mal lo que Santiago Segura hace con la Cruz de Caravaca, pero tampoco queremos que esto sea un tema conflictivo", añadió. El representante de la cofradía indicó también que Segura "ya se ha disculpado a su manera, ha dicho lo que tenía que decir. Ahora nosotros veremos si es suficiente".