La última polémica de Els Joglars de Boadella

La compañía catalana relaciona el oscuro mundo del crimen con la política en su último trabajo teatral, ‘La torna de la torna’.
Personajes tan impersonales, que incluso llevan la cara tapada por máscaras.
Personajes tan impersonales, que incluso llevan la cara tapada por máscaras.
Archivo
«Cuando una mercancía no llega a su destino exactamente al peso indicado, la torna es lo que se suma para que complete dicho peso». Es una expresión catalana con la que Els Joglars, dirigidos por Albert Boadella y Lluís Elías, define su último trabajo teatral, La torna de la torna.

El espectáculo narra el asesinato del polaco Heinz Chez, cuya muerte sirvió de torna a la del político catalán Puig Antich, conocido por su ideología antirrégimen. Chez era simplemente un inmigrante polaco de clase baja, dedicado al comercio y con antecedentes delictivos. La muerte de éste no es más que una estratagema para enmascarar la otra, la del activista político. De esta forma consiguen confundir a la opinión pública relacionando a Antich con la delincuencia.

La compañía catalana afronta este reto apostando por la sencillez extrema en el escenario, transformando la tragedia en humor negro.

* Lope de Vega. Avenida María Luisa. 21 h. De 6 a 18 1. Inf.: 010.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento