El gerente del Instituto Catalán del Suelo (Incasòl), Emili Mas Margarit, uno de los doce nuevos imputados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el caso Pretoria de corrupción urbanística, ha dejado el cargo este miércoles. Su decisión ha sido aceptada por la Generalitat.

En un comunicado remitido por el Incasòl se indica que ante la citación de Mas como imputado, como recoge el auto de la Audiencia Nacional, los consellers de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, y el de Medio Ambiente y Vivienda, Francesc Baltasar, han aceptado la renuncia voluntaria del cargo de gerente.

En el mismo comunicado, se señala que Mas había puesto su cargo a disposición "con tal de preservar el buen nombre del instituto y facilitar la instrucción del sumario, hasta que se aclaren las responsabilidades que puedan derivarse".

Suspendido de militancia

Mas también ha sido suspendido temporalmente de militancia por el PSC, mientras que el ex alcalde de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) Víctor Ros, ha presentado su baja de militancia al PPC, que se la ha aceptado cautelarmente.

Fuentes del PP catalán han precisado que el concejal Víctor Ros, a también imputado, tiene previsto declarar en la Audiencia Nacional el viernes.

Estas fuentes han precisado que Ros, con el cual han hablado miembros de la dirección del PPC, mantiene su inocencia, y han subrayado que el partido respeta la imputación pero a la vez reivindica su presunción de inocencia.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.