Un trabajador de 36 años, Juan Carlos Avilés M., ha fallecido este miércoles en la empresa Hormigones y Morteros Preparados S. A. (HYMPSA), del grupo Portland y situada en el distrito madrileño de Fuencarral. El fallecido, que tenía más de 10 años de antigüedad en la empresa, ha muerto aplastado por la pala de una retroexcavadora que cayó mientras varios empleados la ponían a punto.

Por causas que se investigan la pala ha caído y ha aplastado al trabajador

Según han informado los sindicatos UGT y CC OO, el accidente ocurrió a primera hora de la mañana en esta empresa, dedicada a la fabricación y venta de hormigones y explotación de canteras, mientras varios obreros limpiaban o ponían a punto la retroexcavadora, que tenía la pala levantada.

Desde el Departamento de Salud Laboral del sector de la Construcción de Comisiones Obreras, Daniel Barragán ha relatado que tres trabajadores estaban limpiando la máquina antes de llevarla al taller, ya que tenía que ser reparada, y uno de ellos se había situado debajo de la pala, que estaba levantada. Por causas que se investigan la pala ha caído y ha aplastado al trabajador.

No se cumplió la normativa

Barragán ha explicado que las labores de limpieza y mantenimiento de ese tipo de máquinas no se puede hacer con la misma en marcha y los trabajadores no deben estar debajo de la pala, y debe haber un responsable que vigile esos trabajos, por lo que está claro que se incumplió la normativa de seguridad.

Casi 80 trabajadores han muerto en Madrid en lo que va de año

Ha precisado que, a pesar del descenso de la actividad en el sector de la construcción debido a la crisis, sigue habiendo un alto número de accidentes graves y mortales, ya que "no se cumple la ley y no se gasta la necesario en seguridad".

La secretaria de Salud Laboral de UGT-Madrid, Rosa Robledano, ha subrayado que este trabajador es el número 79 que fallece en la Comunidad de Madrid en lo que va de año, una cifra muy alta para el descenso de actividad registrado en el sector de la construcción.

En este sentido ha precisado que en 2009 se han contabilizado sólo cinco fallecidos menos que en 2008.

Ha sostenido que el accidente de este miércoles se ha producido porque no se ofrece ni la formación ni los equipos necesarios para realizar estos trabajos, debido a que los empresarios ven la seguridad "como un gasto totalmente prescindible".

Consulta aquí más noticias de Madrid.