Haidar acusa al Gobierno de chantaje y asegura que nunca actúa "bajo presión"

  • Moratinos apremia a la activista saharaui, que lleva en huelga de hambre más de dos semanas, a tomar una decisión.
  • El Gobierno le ofrece una acreditación como refugiada política, un pasaporte español y un pasaporte marroquí.
El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.
El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.
ARCHIVO

La activista saharaui Aminetu Haidar, en huelga de hambre desde el pasado día 15, ha acusado este lunes al Gobierno español de presionarla y de hacer "chantaje" al pueblo saharaui, a la vez que ha insistido en que lleva a cabo su protesta por convicción y en que "nunca" ha actuado "bajo presión".

A través de un comunicado, Haidar ha respondido así a las declaraciones efectuadas por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien ha advertido a quienes aconsejan a la activista rechazar las propuestas españolas de que con ello la están impidiendo lograr "su principal objetivo" de volver a El Aaiún.

"Quiero solamente transmitir un mensaje claro al señor Moratinos: que yo, Aminatu Haidar, nunca he estado bajo presión y nunca lo estaré. Yo soy siempre independiente", ha asegurado la saharaui en el comunicado. "Soy muy consciente de lo que estoy haciendo, de esta batalla. Y punto", ha aseverado Haidar, quien ha opinado que el Gobierno español pretende "dilatar el camino claro de lo que es una violación clara" de los derechos humanos, del derecho internacional, del pacto internacional de derechos civiles y políticos y, sobre todo, de su artículo 12".

"Lo que está haciendo ahora el Gobierno español es, en vez de presionar a Marruecos, presionarme a mí. Está presionando a la Plataforma y al Frente Polisario, está haciendo chantaje a todo un pueblo, al Pueblo Saharaui"", concluye el comunicado.

Tres opciones

El Gobierno español ha dado a elegir a la activista saharaui entre un documento de viaje que la acredite como refugiada política, un pasaporte español y un pasaporte marroquí, opción esta última para la que ya se ha puesto en contacto con las autoridades de Marruecos y, según ha indicado el ministro, "la respuesta marroquí no es negativa".

Haidar comenzó una huelga de hambre en el aeropuerto canario de Lanzarote el pasado día 14, un día después de ser expulsada por Marruecos y obligada a volar de vuelta a esa isla después de serle requisado su pasaporte, al negarse a poner en la ficha de control policial que su nacionalidad es marroquí.

En el mismo tono, Moratinos lamentó que Haidar rechace las tres opciones y recordó que los padres de esta activista tuvieron la nacionalidad española que ahora ella se niega a aceptar, antes de recalcar que el Gobierno ha procurado ayudarla desde el primer momento "de buena fe y con un enorme compromiso político".

Por su parte, el delegado en funciones del Frente Polisario en España, Mohamed Jadad, ha asegurado que la salida al caso de la activista saharaui Aminatu Haidar pasa por que Marruecos le devuelva el pasaporte que le confiscó el pasado 13 de noviembre. Jadad ha afirmado que la solución a este asunto la tiene Marruecos y no Haidar, ya que si Rabat accediera a devolverle el pasaporte se resolvería la situación.

La otra vía que ha apuntado es que Haidar pueda volar a El Aaiún sin pasaporte, lo que el Gobierno español no ve viable porque supone infringir la ley. Asimismo, Jadad ha censurado al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero por estar actuando de "parachoque" del Gobierno de Rabat cuando "Marruecos es el que ha creado el problema". "No hemos oído al Gobierno decir ni mu a Marruecos, cuando la solución está sobre su mesa. Tiene que asumir su responsabilidad", ha aseverado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento