El fútbol traspasa cualquier tipo de frontera y levanta auténticas pasiones, y así se ha vuelto ha demostrar una vez más. Eso sí, en un contexto en el que, seguramente, nadie lo esperaba.

La pasada noche del sábado, tenía lugar la celebración de la séptima edición del Festival Eurovisión Junior, desde el Palacio de Deportes de Kiev, Ucrania. Luara Hayrapetyan, la representante de Armenia, escogió para la ocasión una canción compuesta por ella misma acerca de, nada más y nada menos, las hazañas del Barça.

La canción, titulada 'Barcelona', es el reflejo del amor que la pequeña profesa hacia el equipo de fútbol; al parecer, la afición le viene de su hermano.

Armenia empató con Rusia en el segundo puesto

Sorprende el hecho de que la canción en sí esté inspirada en un equipo de fútbol, pero lo que más llama la atención del caso es que, además, dicho equipo sea de un país distinto al que se representa.

La cuestión es que la canción, muy marchosa, gustó al público del festival y casi convierte a la niña armenia de 11 años en la ganadora de esta edición.

Finalmente Holanda se alzó con el primer puesto, y Armenia empató con Rusia, compartiendo así un segundo puesto que, para los aficionados del equipo azulgrana, seguro era muy merecido.