El británico que estranguló a su esposa durante una pesadilla porque pensó en ese momento que era un intruso ha salido en libertad este viernes, después de que la acusación abandonara el caso en un tribunal de Gales.

Este ha sido un caso único con circunstancias únicas”

Brian Thomas sale así en libertad, pese a que todo indicaba que acabaría internado en un hospital psiquiátrico. A sus 59 años, Thomas, aquejado de trastorno del sueño, mató a su esposa Christine cuando ambos disfrutaban de unos días de vacaciones en julio de 2008.

La pareja dormía dentro de una autocaravana cuando el marido tuvo una pesadilla. Convencido en su sueño de que un hombre había entrado en su vehículo, atacó a su mujer y la estranguló. Al despertarse se dio cuenta de que se trataba de Christine y llamó a la policía para decir que creía que había matado a su mujer mientras soñaba.

Brian Thomas había dejado poco antes de tomar los medicamentos que le habían recetado contra la depresión. “Este ha sido un caso único con circunstancias únicas”, declaró el fiscal.