El Ministerio de Fomentolicitó ayer, con su publicación en BOE, la redacción de los estudios informativos para desarrollar la red ferroviaria interna asturiana, en la línea de Alta Velocidad Madrid-Asturias, con un presupuesto de 580.000 euros. La solución propuesta para que el AVE sea una realidad en la región es una combinación de nuevos tramos con la utilización de parte de la red existente.

Ayer se licitaron los estudios necesarios para poder ejecutar las variantes de nuevo trazado, que se plantean en las tres principales ramas de la red ferroviaria asturiana.Comprenden un nuevo trazado para tráfico mixto que permitirá prolongar la Variante de Pajares desde Pola de Lena hasta las proximidades de Oviedo. En este punto, las circulaciones de viajeros se incorporarán al pasillo actual para acceder a la estación de Oviedo, mientras que las mercancías podrán emplear el itinerario alternativo Soto del Rey-Tudela Veguín-Lugo de Llanera, evitando el paso por la travesía urbana de la capital. En el recorrido entre Oviedo y Gijón, se proyecta una nueva variante entre Lugo de Llanera y Serín, con parámetros adecuados para viajeros de largo recorrido y Cercanías, que permita la reducción de tiempos de viaje en estas relaciones. El diseño de esta variante será compatible con el desarrollo de Zalia y su conexión ferroviaria.

En la línea entre Villabona y Avilés, se plantea una nueva variante para viajeros y mercancías, que elimine la pendiente actual de 23 milésimas que limita los tráficos de mercancías con origen/destino en Avilés.

Consulta aquí más noticias de Asturias.