El presidente de Estados Unidos (EE UU), Barack Obama, aseguró este lunes ante una audiencia de universitarios chinos en Shanghai que la libertad de expresión y de participación son valores universales. Poco después del encuentro, Obama se ha dirigido a Pekín, donde ha tenido un encuentro preliminar con su homólogo chino, Hu Jintao.

China y EEUU no deben ser rivalesEn un encuentro con jóvenes universitarios en el Museo de Ciencia y Tecnología en la capital financiera china, Obama aseguró: "no buscamos imponer esos valores, pero tampoco creemos que son sólo de un país. Son derechos universales".

En el primero de los tres días de su visita a China, el presidente estadounidense aseguró en una breve intervención que los dos países no deben ser rivales, sino cooperar para resolver problemas globales como la no proliferación nuclear o el cambio climático.

"A menos que China y EE UU estén de acuerdo, se podrán resolver muy pocos problemas internacionales", declaró Obama.

EE UU no quiere "contener" a China

Como en su discurso del pasado sábado en Tokio, en el que repasó las relaciones de su país con Extremo Oriente, el presidente estadounidense subrayó que EE UU no quiere "contener" la pujanza de China y que, por el contrario, da la bienvenida a una República Popular "fuerte y próspera".

"China y EEUU no deben ser rivales", sostuvo el presidente estadounidense, que subrayó que la colaboración entre los dos países contribuirá a lograr "la paz y la prosperidad en el mundo".

El presidente estadounidense fue preguntado, entre otros asuntos, por las relaciones entre Taiwán y la República Popular, sobre lo que Obama aseguró que no quería "cambiar la política estadounidense" antes de expresar su complacencia por la reducción de las tensiones y la "mejora de las relaciones a ambos lados del estrecho".

Encuentro en Pekín

Tras el encuentro, Obama se ha dirigido a la capital china, donde ya mantuvo una reunión preliminar con el presidente chino, Hu Jintao, antes del encuentro bilateral en toda regla de este martes.

Los dos mandatarios compartieron una cena de trabajo en la residencia gubernamental de Diaoyutai, en la que también participaron, entre otros, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el secretario de Comercio, Gary Locke.

Obama, que también verá al primer ministro, Wen Jiabao, aprovechará también su visita de Estado a Pekín para visitar la Ciudad Prohibida y la Muralla China antes de viajar el miércoles a Corea del Sur, la última etapa de una gira que le ha llevado también a Japón y Singapur.