Australia pide perdón por abusos a miles de niños en orfanatos públicos durante el s. XX

  • Los "australianos olvidados" eran niños inmigrantes del Reino Unido y de Irlanda que fueron separados de sus familias.
  • Llegaron al país a la fuerza o con promesas de una vida mejor.
  • Muchos fueron maltratados o usados como mano de obra barata.
  • No habrá compensación económica para las víctimas.
Julie Pearson fue enviada desde el Reino Unido a Australia y forzada a vivir en la institución para niños Orana de Burwood, Melburne. En esta foto aparece, con 5 años de edad, limpiando sus zapatos al volver del colegio.
Julie Pearson fue enviada desde el Reino Unido a Australia y forzada a vivir en la institución para niños Orana de Burwood, Melburne. En esta foto aparece, con 5 años de edad, limpiando sus zapatos al volver del colegio.
EFE / Susana Dunkerley

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, pidió este lunes perdón a los "australianos olvidados", cerca de medio millón de niños que fueron víctimas de abusos en orfanatos estatales y utilizados como mano de obra barata entre las décadas de 1920 y 1960.

Parte de estos "australianos olvidados" eran niños inmigrantes del Reino Unido y de Irlanda, quienes fueron separados de sus familias a la fuerza o con promesas de una vida mejor.

Muchos de estos menores fueron víctimas de malos tratos físicos y psicológicos y algunos sufrieron abusos sexuales o fueron utilizados como mano de obra barata.

"Os pido perdón por la tragedia absoluta que sufristeis al perder vuestra infancia", dijo Kevin Rudd ante 900 víctimas reunidas en el Parlamento, en Camberra.

"Miramos hacia atrás avergonzados de que pasarais frío, hambre y soledad y sin tener a nadie a quien pedir ayuda", indicó el primer ministro durante su discurso, retransmitido en directo por la televisión nacional.

"Las leyes de nuestra nación os abandonaron"

"Sufrieron abusos físicos, humillaciones crueles, violaciones sexuales. Nos avergonzamos de que permitir que los que tenían poder abusaran de los que no lo tenían", lamentó Rudd.

"Reconocemos que las leyes de nuestra nación os abandonaron y por eso os pedimos perdón", agregó Rudd.

Rudd leyó una moción para solicitar disculpas, aunque no contempla una compensación económica para las víctimas, que será aprobada este mismo lunes por el Parlamento australiano con el apoyo del Partido Laborista, en el Gobierno, y de la Coalición Liberal, en la oposición.

"En las últimas semanas he tenido el privilegio de conocer algunos de esos niños, muchos son de mediana edad, algunos mayores otros más jóvenes", relató el primer ministro, quien calificó de "trágicas" las experiencias que le han contado.

En febrero del año pasado, el jefe del Gobierno australiano ofreció una emocionada disculpa a los aborígenes miembros de la llamada "generación robada", un trozo de la historia de Australia cuya existencia negó durante años la Administración y que habla de más de 100.000 menores aborígenes separados de los suyos entre 1910 y 1970.

También y según fuentes del Reino Unido, el primer ministro británico, Gordon Brown, pedirá disculpas a los miles de niños que fueron enviados a sus antiguas colonias de Australia, Canadá y Nueva Zelanda durante el siglo XX en programas oficiales de emigración infantil para que supuestamente tuvieran una vida mejor, y que acabaron en orfanatos o como obra de mano barata.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento