Comunidad Valenciana

El TSJCV condena a Sanidad a pagar 50.000 euros a un joven que perdió un testículo

La sección segunda de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha condenado a la Conselleria de Sanidad a pagar 50.000 euros por un mal diagnóstico a un joven, de 19 años, que perdió un testículo, según informó en un comunicado el Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos llevaron el caso.

De esta manera, la sala ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por el joven contra la resolución de Sanidad de 6 de marzo de 2007, que contemplaba una indemnización de 31.442,95 euros, por una actuación sanitaria "incorrecta", en la que existía responsabilidad patrimonial de la Administración.

El joven, estudiante universitario cuando ocurrieron los hechos, acudió el 30 de abril de 2002 al servicio de Urgencias del Hospital Francisco de Borja de Gandia (Valencia) al presentar dolor en el testículo izquierdo, sin síndrome miccional ni fiebre. Tras ser valorado por un urólogo, se le diagnosticó epidimitos aguda y se marchó a casa.

Días más tarde, el 2 de mayo, volvió al mismo servicio de Urgencias, le valoraron y le recetaron un fármaco. Tres días después acudió al Hospital de la Ribera de Alzira por el mismo dolor, y se le diagnosticó una torsión testicular izquierda evolucionada. Dado su evolución y la situación ecográfica y vascular, le tuvieron que quitar el testículo.

Tras ello, Sanidad, con fecha 13 de marzo de 2007, dictó una resolución en la que reconoció que la visita médica del 2 de mayo de 2002 fue "incompleta" e "inadecuada", ya que aunque no se podía saber con seguridad cuando tuvo lugar la torsión testituclar, y si en esa visita ya la tenía, "deberían haberse realizado las pruebas necesarias, dados los síntomas del paciente, como la ecografía y valoración por urólogo".

Tampoco se le citó para consultas externas al día siguiente, "como hubiese sido lo correcto", sino que se le remitió a control de médico de cabecera continuando con el tratamiento médico y analgésico. En definitiva, Sanidad indica que ante la imposibilidad de saber cuándo ocurrió la torsión testicular, y ante la falta de prueba y atención adecuada, "la actuación sanitaria deviene incorrecta, dándose los requisitos para la existencia de responsabilidad patrimonial de la Administración, ya que existe relación causal y el paciente no tiene el deber de soportar el daño". Por eso, le concedió 31.442,95 euros en indemnización.

El joven recurrió en vía judicial y ahora, el TSJCV, le ha dado la razón y le ha impuesto a la conselleria una indemnización de 50.000 euros más los intereses legales correspondientes desde el 21 de noviembre de 2002, fecha de interposición de la reclamación administrativa. Eleva la cantidad por la edad en el momento en que se produjo la pérdida del testículo, y por las repercusiones psicológicas y afectivo-sexual que sufrió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento