Las mujeres y jóvenes que están en la cárcel de Picassent utilizan la pintura como modo de escape así como de autorealización gracias a los talleres de pintura que imparte la asociación Arco Iris Ríe a través de su mentora Cari Roig. Esta entidad nació el 25 de noviembre  de 2005, día de la violencia de género.

Va dirigido a las mujeres internas del Centro Penitenciario de Picassent que comparten todos los jueves las horas de patio con las mujeres del Módulo II.  "Llevo trabajando con ellos desde 2007. Al principio se mantenían distantes, pero después te das cuenta que sólo quieren una oportunidad" explicó Cari a 20 minutos.

"Son ellas las que me han ido enseñando. Ellas me dan, yo también recibo su fuerza, sus ganas de vivir y su alegría pese a todo. Lo bueno es que ahora se sienten parte de un proyecto" afirmó Cari.

Los cuadros que realizan los venden, así obtienen un poco de dinero para poder cubrir los gastos que tengan en prisión.

Consulta aquí más noticias de Valencia.