El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, esbozó la posibilidad de que "haya una enseñanza obligatoria hasta los dieciocho años, como en otros países ocurre", aunque esta opción no sea para "mañana por la tarde".

En entrevista a RNE, y como respuesta a la propuesta del Partido Popular de instaurar un Bachiller de tres años, Gabilondo explicó que el sistema educativo español es "demasiado rígido" y "le falta flexibilidad" por lo que "cada vez que uno entra en un camino se topa con una pared".

El sistema educativo español es muy rígido Así, a renglón seguido añadió: "Dentro de esa rigidez sí es bueno que analicemos seriamente cuál es el alcance y el tipo del Bachiller. Incluso que esbocemos la posibilidad de que haya una enseñanza obligatoria hasta los dieciocho años, como en otros países ocurre".

En cualquier caso, puntualizó que esta opción no será para "mañana por la tarde" y ejemplificó con el caso de Portugal, y condicionó la posibilidad a que el sistema sea "más flexible" y que haya "distintas posibilidades dentro de las formas de hacer Bachiller. En la actualidad, la ESO es el último paso de la educación obligatoria y escolariza a los chavales de los 12 a los 16 años.