Alquiler
En busca de un piso de alquiler. ARCHIVO

Los impagos de alquileres en España crecieron un 12,2% en el segundo trimestre de 2009 con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que eleva la cuantía media de impagos en todo el territorio nacional a 7.600 euros, según FIM Ibérica. Las comunidades donde menos crecieron los impagos fueron la Rioja y Castilla y León

Los mayores incrementos de la morosidad de abril a junio se produjeron en la Comunidad Valenciana (17,51%), Aragón, (17,02%) y Madrid (16,44%). Por el contrario, las comunidades donde menos crecieron los impagos fueron la Rioja (1,59%) y Castilla y León (3,34%).

En cuanto a la cuantía media de los impagos, el director de FIM Ibérica, Antonio Carroza, explicó que los de comunidades como Madrid (14.623 euros), Murcia (11.986 euros) o Baleares (10.156 euros) superaron por mucho la media nacional, que se situó en 7.600 euros.

Carroza subrayó que estos datos muestran que no pagar un alquiler en España es "muy barato" y no tiene consecuencias, mientras que si uno deja de pagar un recibo de inmediato es inscrito en todos los ficheros de morosidad.

Sin base de datos fiable

El director de FIM Ibérica reconoció durante la presentación del primer estudio de este tipo que no existe una base fiable de datos sobre este tipo de morosidad, aunque matizó que además de los datos ofrecidos por los arrendatarios, cuentan con la información de más del 15% de sentencias judiciales por desahucio. Actualmente existen en España 3,1 millones de pisos vacíos

El Fichero de Inquilinos Morosos (FIM) está inscrito en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos y permite al propietario comprobar si su inquilino ha tenido arrendamientos impagados en cualquier parte de España, además de acceder al registro de incidencias judiciales por desahucio.

Carroza recordó que actualmente existen en España 3,1 millones de pisos vacíos, lo que significa que mientras en España sólo se arrienda el 8% del parque inmobiliario disponible, la media europea es del 30%, porcentaje que aumenta en el caso de Alemania, donde alcanza el 58%.