Ahmed Wali Karzai está supuestamente implicado en el tráfico de opio de Afganistán y ha estado recibiendo pagos de la CIA en los últimos ocho años por servicios que incluyeron ayudar al reclutamiento de una fuerza paramilitar afgana que opera bajo la dirección de la CIA en la ciudad meridional de Kandahar y sus alrededores, informó el diario.

Ahmed Wali Karzai dijo en una entrevista que él coopera con responsables estadounidenses civiles y militares, pero que no está involucrado en el tráfico de droga y que no recibe pagos de la CIA, dijo el Times.

La CIA no confirmó o negó los supuestos pagos.

'Ninguna organización de inteligencia que merezca ese nombre entraría nunca en esa clase de acusaciones', dijo un portavoz de la CIA a Reuters.

El Times citó a varios responsables estadounidenses diciendo que Ahmed Wali Karzai y la CIA tenían una relación de gran alcance.

El hermano del presidente ayuda a la agencia de espionaje estadounidense a operar la Fuerza de Ataque de Kandahar, un grupo paramilitar usado para redadas contra supuestos insurgentes y milicianos, dijeron los responsables al diario.

Ahmed recibe los pagos por permitir que la CIA y los efectivos de Operaciones Especiales alquilen un recinto que en el pasado perteneció al fundador del movimiento talibán, el mulá Mohamed Omar, dijo el diario, agregando que el terreno también es la base de la Fuerza de Ataque de Kandahar.

La información señaló que el hermano del presidente también ayuda a la CIA a comunicarse y ocasionalmente a reunirse con afganos leales a los talibanes.

Según el diario, Ahmed Wali Karzai dijo en una entrevista que recibía pagos regulares de su hermano, el presidente, por 'gastos', pero que no sabía de dónde venía el dinero.

'No conozco a nadie bajo el nombre de CIA', dijo Ahmed citado por el diario. 'Nunca he recibido dinero de ninguna organización. Colaboro, definitivamente. Ayudo a otros estadounidenses donde puedo. Es mi deber como un afgano', agregó.