Más de un productor de Hollywood vendería su alma al Diablo a cambio de conocer la fórmula del éxito. Pero ésta sigue manteniéndose tan caprichosa como inescrutable.

El 14 de octubre de 2007, el director de origen israelí Oren Peli estrenaba en el Screamfest de Los Angeles su modesta película de terror, Paranormal Activity, rodada en formato de vídeo casero y con sólo 15.000 dólares. Ahora, dos años después, comprueba como su película es el mayor fenómeno de taquilla del año en la cartelera estadounidense, con más de 62 millones de dólares (unos 42 millones de euros) amasados en apenas 5 semanas.

La suerte empezó para Oren Peli cuando los estudios Paramount compraron los derechos de distribución del filme. Al principio, limitaron su proyección a pequeños cines y a sesiones de medianoche. Ante la excelente acogida del público incluso llegaron a ofrecer a Steven Spielberg la posibilidad de realizar un remake con mayor presupuesto.

Superando a 'Saw VI'

<p>Paranormal Activity</p>Pero el director de La lista de Schindler declinó hacerlo considerando que el material original era ya el idóneo. Mientras, Paramount no salía de su asombro ante las estupendas reacciones del público y el lleno que obtenía la película en sus limitados pases.

Finalmente, la compañía ideó una estrategia de marketing basándose en lo seguro, sin decidirse aún a arriesgar demasiado dinero en promoción debido a la pequeñez y formato amateur de esta producción. Se trataba de ir ampliando el número de copias y su llegada a los cines según las peticiones que recibía en la web de potenciales espectadores que deseaban que se estrenara en su ciudad.

De la docena de cines de su debut hace 5 semanas, fue incrementando el número de copias hasta 760 hace 10 días y hasta llegar a las 1.900 salas este fin de semana.  Los resultados han sido espectaculares y ha sido la película más vista entre el viernes y el domingo con 22 millones de dólares, y un total acumulado de 62,4.

Incluso ha superado a Saw VI (pendiente de estreno en España a causa de su clasificación "X"), el nuevo título de una saga que se convertía en la reina de la taquilla desde hace varios años por estas fechas cercanas a Halloween, y que a pesar de estrenarse con 300 copias ha debido conformarse con el segundo lugar y unos 14 millones de dólares.

La nueva "Bruja de Blair"

<p>Bruja Blair</p>No en vano, Paranormal Activity ha sido comparada con otro singular éxito de hace 10 años, El proyecto de la bruja de Blair (The Blair Witch Project), por su propuesta de género de terror sobrenatural, filmada cámara en mano emulando una grabación real, y un presupuesto minúsculo que acaba siendo increíblemente rentable.

Aunque el presupuesto de El proyecto de la bruja de Blair se estimaba en unos 35.000 dólares, posteriormente uno de sus directores, Eduardo Sánchez, llegó a revelar en una entrevista a Entertainment Weekly que antes de que fuera comprada para su distribución en Norteamérica por Artisan Entertaiment, se gastaron como mínimo medio millón más para mejorar algunos efectos de sonido y volver a rodar algunas escenas.

Aún así, sus poco más de 500.00 dólares dieron en la taquilla mundial más de 248 millones. Digamos que más de 400 dólares por cada uno invertido en su realización. Una cifra que, si nos atenemos a ese dato de los 15.000 dólares que ha costado el largometraje de Oren Peli, y lo que lleva recaudado hasta el momento, ya ha sido superada por Paranormal Activity en una proporción de diez veces más.

En mente una segunda parte

El argumento de Paranormal Activity se centra en un joven matrimonio que, al mudarse a su nueva casa de San Diego, intenta averiguar que hay de cierto en la presencia sobrenatural que parece acosar a la mujer desde que era pequeña. Por ello deciden grabar sobre todo lo que ocurre en el dormitorio mientras están durmiendo.

"Creo que muchas personas pueden llegar a preguntarse que sucede en sus casas mientras duermen, porque es el momento en el que son más vulnerables", ha declarado Oren Peli respecto al origen de su idea para el filme.

Naturalmente, y ante el éxito en Estados Unidos, Paramount Pictures ya ha anunciado que es muy posible que se realice una segunda parte.

Paranormal Activity se proyectó también en el pasado Festival de Sitges, y tiene previsto estrenarse comercialmente en España el 27 de noviembre.