La Comisión Europea agregó que otras naciones que también tienen aspiraciones de integrar la comunidad, entre ellas Turquía, tienen mucho más trabajo que hacer y subrayó los problemas de corrupción y Gobiernos débiles.

Además dejó en claro que pasarían muchos años antes de que la mayor parte de ellos se pueda unir al bloque de 27 países.

'Si Croacia cumple con todas las metas pendientes a tiempo, las negociaciones de acceso podrían cerrarse el próximo año', indicó la comisión en un informe anual sobre su ampliación.

La Comisión agregó que los Gobiernos pertenecientes a la UE debiesen iniciar los diálogos para la membresía de Macedonia.

'El país ha logrado un progreso convincente y ha abordado sustancialmente prioridades de reforma', dijo ante una conferencia de prensa el comisario de ampliación de la UE, Olli Rehn.

El informe precisó que Turquía necesita intensificar las reformas políticas y económicas, mejorar los derechos de las minorías, mujeres y sindicatos de comercio, así como también normalizar las relaciones con la República de Chipre.

No propuso sanciones por el fracaso de Turquía para cumplir con su compromiso de abrir puertos y aeropuertos a Chipre.

Ankara reconoce el área norte de la isla de Chipre, dominado por Turquía y se niega a normalizar los vínculos con la parte sur controlada por la República de Chipre que es miembro de la UE.

La isla mediterránea fue dividida por una invasión turca, desencadenada por un breve golpe de Estado a principios de la década de 1970.

Además el informe insta a Turquía a tratar de forma justa a la agrupación de medios Dogan Yayin en una disputa de impuestos, dado que el asunto podría afectar la libertad de prensa en el país.

'Tenemos serias preocupaciones por las multas de impuestos para Dogan. He pedido a las autoridades turcas que traten este tema de manera muy seria', dijo Rehn.