Noruega y Níger, dos países en las antípodas del desarrollo económico y social

Noruega y Níger, dos países en las antípodas del desarrollo económico y social

  • El programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo sitúa a ambos países en el primer y último puesto de la lista que elabora cada año.
  • Una joven noruega y un misionero catalán en Níger cuentan a 20minutos.es cómo es la vida en esos países.
  • En Noruega el analfabetismo es inexistente; en Níger ronda el 80%.
  • El país nordico la sanidad es pública y prácticamente gratuita; en el africano es de pago y hay dos médicos por cada 100.000 habitantes.

Níger y Noruega, dos países separados geográficamente por miles de kilómetros y en las antípodas en lo que a condiciones de vida se refiere. Ambos figuran en la lista que elabora cada año el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); pero mientras Noruega encabeza la clasificación por su envidiable nivel de desarrollo económico y social, Níger es el farolillo rojo, la llamada de atención de que existe el mundo de los olvidados, de los que sobreviven con menos de dos euros al día.

Maja Burheim tiene 23 años y estudia relaciones internacionales. Procede del oeste de Noruega, pero vive en Oslo. Lleva un mes escaso en Madrid y afirma orgullosa que "Noruega es el mejor país para vivir". Josep Frigola tiene 68 años, es natural de Ventalló (Gerona), lleva más de 40 años en África, en Níger desde 1985, como misionero de los Padres Blancos y sabe muy bien lo que es vivir en uno de los países más pobres del planeta: "Níger forma parte del grupo de países más pobres del mundo ubicados en África del Oeste. Desde los años 1970 siempre lo he visto situado entre los cuatro o cinco últimos acompañado de Burkina Faso, Chad, Mali, Sierra Leona, Guinea Bissau…", cuenta a 20minutos.es desde Niamey (capital de Níger).

Noruega posee unos envidiables yacimientos petrolíferos en el Mar del Norte que, unido a una eficiente gestión de los recursos, lo ha convertido en uno de los países más ricos y envidiados. Noruega no solo posee dinero, sino que además sabe administrarlo bien. Ha creado un fondo estatal de pensiones en el que invierte el dinero ganado con los hidrocarburos. La inversión pública es amplia y está controlada. Los ciudadanos son intransigentes con los casos de corrupción. La cultura del bienestar es un tesoro mimado y respetado.

"Lo mejor de mi país es que tenemos un buen sistema de bienestar y que no hay muchas desigualdades entre la gente. Todos tenemos las mismas posibilidades de hacer carrera, existe la igualdad entre sexos", explica Maja.

Distinta suerte tiene, sin embargo, Níger, como explica el padre Frigola: "El clima saheliano, la falta de recursos naturales, la desertificación y el hecho de estar muy enclavado geográficamente son los principales factores de su pobreza y de su progresivo empobrecimiento. Es necesario señalar también su enorme extensión (dos veces y media España) y la problemática del nomadismo, población minoritaria y dispersa, en las regiones desiertas del norte y del este".

Salarios y precios

Esa diferencia también se traduce en los salarios y en los precios. "El salario medio para una persona con educación es de unos 43.000 euros al año. Alquilar una habitación en un apartamento para dos en el centro de Oslo cuesta unos 500 euros al mes", explica Maja. En Noruega, la tasa de población activa es de unos dos millones de trabajadores (el país tiene 4,8 millones de habitantes) y algo menos de la mitad de las mujeres y cerca del 10% de los hombres trabajan menos de 36 horas a la semana. "Todavía hoy en día es relativamente fácil encontrar trabajo. Hay gran demanda de puestos relacionados con la salud: médicos, enfermeras, cuidadores de ancianos…".

En Noruega la esperanza de vida es de 83 años para las mujeres, en Níger, de 50 años

En Níger (más de 15 millones de habitantes), explica Josep Frigola, "hay muy pocos asalariados entre la población nigerina, los funcionarios y los del sector privado, en servicios y otros empleos. Un día de trabajo, para los que obtienen uno, se paga entre dos y tres euros, tanto en el campo como en la ciudad. El salario mensual de los pequeños funcionarios va de 80 a 150 euros. Nueve de cada diez nigerinos vive con menos de dos euros por día. En las ciudades, el alquiler de la casa, las facturas de luz y agua, el coste de la alimentación, etc. superan con creces el dinero que se puede ganar honradamente. Hay que espabilar en los trasfondos de la llamada economía subterránea para sobrevivir. En este ámbito, las mujeres contribuyen grandemente con sus trabajos domésticos, el ganado familiar y la venta de productos alimenticios o artesanales".

Cuatro euros dice pagar Maja por un café en Oslo, "doce por una entrada de cine". En Níger, donde el mijo es "el alimento base principal", comprar un pollo cuesta "dos euros y un kilo de carne de buey, tres euros", todo un dineral en este país; por eso, explica Frigola, "la mayoría se conforma con una sola comida caliente y sólida al día, por la noche con frecuencia, a base de una pasta de harina cocida o frijoles, acompañada con salsa de hojas secas y verduras locales”.

Alta mortalidad infantil

Maja se muestra orgullosa del sistema sanitario noruego: "La sanidad es pública, solo se paga una pequeña cantidad, simbólica. Estar ingresado en el hospital es gratis. Se paga parte del dinero de las medicinas, y el Estado te da ayuda si tienes alguna enfermedad crónica". Sus permisos por maternidad son la envidia de todos. Los progenitores pueden elegir entre usar un total de 46 semanas de permiso maternal pagado, con goce del 100% de su sueldo, o 56 semanas con el 80% del sueldo. La esperanza de vida en Noruega es de 83 años para las mujeres, 78 para los hombres. Cada mujer tiene una media de 1,7 hijos.

El panorama es radicalmente distinto en Níger: "El indicador de esperanza de vida ronda los 50 años y la mortalidad infantil (hasta los 5 años) es del 125 por mil. Una de cada siete mujeres muere durante el parto y cada mujer tiene una media de 7 hijos.", explica Frigola, "muchos de los establecimientos sanitarios carecen de personal adecuado o, simplemente, no tienen. Además, las asistencias no son totalmente gratuitas como hace algunos años. Antes de cada consulta hay que pagar una cantidad correspondiente a un poco más de un euro, con lo cual se obtiene una tarjeta de acceso y algún medicamento genérico para empezar el tratamiento. La hospitalización y las intervenciones quirúrgicas también hay que pagarlas, aunque sea a precios módicos comparándolo con los países europeos. Creo que, en la actualidad, se dispone sólo de dos médicos por cada cien mil habitantes".

80% de analfabetismo frente al 100% de alfabetización

En el campo de la educación las diferencias entre ambos países son igual de abismales. En Noruega el alfabetismo es del 100% y prácticamente toda la población ha superado la educación secundaria. "La universidad es gratuita, solo se paga una pequeña cantidad por la matrícula y por los libros, pero poco dinero. El Estado ayuda con becas para todos los estudiantes", explica Maja. Una de cada siete mujeres muere durante el parto en Níger

En Níger, cuenta Josep Frigola, "el índice de analfabetismo no varía ostensiblemente desde hace décadas, está instalado alrededor del 80%. Tan solo una cuarta parte de los alumnos que empezaron el ciclo llega a secundaria. El resto queda prácticamente por el arrastre sin saber qué hacer; los llaman los 'descolarizados', son presa fácil para volver a caer en el analfabetismo". A la falta de recursos destinados a la enseñanza, Níger suma otros dos problemas: "Cerca del 80% de la población es todavía rural y la mitad o más tiene menos de 15 años".

En Níger hay dos médicos por cada 100.000 habitantes Para Maja, el mayor problema al que se enfrenta un joven de su edad en Noruega es "la compra de un piso" y explica que "una de las mayores críticas que hacen los noruegos sobre el país es que se pagan demasiados impuestos, pero yo creo que no. Pagamos, pero recibimos lo justo en compensación. Tenemos un sistema muy igualitario".

Precisamente las grandes desigualdades sociales son señaladas por Josep Frigola como una de las mayores contradicciones del país: "Una minoría vive holgadamente y posee grandes riquezas. En las grandes ciudades se ven lujosos coches de gran cilindrada, mansiones y edificios de coste elevado. En los supermercados, con dinero, uno puede encontrar de casi todo" y termina con un dato para la reflexión: "Internet todavía no ha penetrado en los pueblos por falta de electricidad pero los móviles se van adueñando de los lugares más recónditos. Evidentemente, las distintas compañías, con sus intereses no disimulados, han establecido en poco tiempo una red que cubre todo el país. ¡Primero comunicar y después sobrevivir! El mundo al revés".

La esperanza de vida en Noruega es de 83 años para las mujeres, 78 para los hombres.
Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/539964/0/niger/noruega/vida/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios