El partido se jugará el sábado a las 18:00, hora española, en Yereván, la capital de la ex república soviética.

España completará la fase de clasificación para el Mundial visitando el miércoles a Bosnia-Herzegovina, segunda de grupo y que podría llegar al choque clasificada de forma matemática a la cita de Sudáfrica si gana en Estonia el sábado o si Turquía pincha en Bélgica.

El delantero del Fenerbaçe turco Dani Güiza sufre una microrrotura fibrilar en los isquiosurales del muslo derecho, se perderá el partido contra Armenia y es seria duda para el de Bosnia, informó la Federación Española en un comunicado.

La baja del jerezano se suma a la de David Villa, que no ha viajado con el equipo por una lesión similar, lo que abre las puertas para el debut con la elástica roja del delantero del Sevilla Álvaro Negredo.

España podría cerrar la fase de clasificación ganando los diez partidos del grupo, una fase 'perfecta' si vence en estas dos visitas, algo que solo han logrado antes Brasil en 1970 y Alemania en 1982.

Los partidos cuentan con un aliciente especial para el portero del Real Madrid Iker Casillas, que con 98 partidos como internacional está solo a dos choques de alcanzar la centena, un hito sólo alcanzado hasta ahora por Andoni Zubizarreta y Raúl.

El combinado nacional también recibió el viernes en la concentración la noticia de que las tarjetas recibidas en la ronda de clasificación no se acumularán para la fase final del mundial.

'Por ejemplo un hecho práctico, mañana contra Armenia te sacan una tarjeta y contra Bosnia otra tarjeta el miércoles, (pero los jugadores) llegan limpios al Mundial', dijo el seleccionador español Vicente del Bosque en rueda de prensa.