El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha declarado en Washington "sorprendido y honrado" por la concesión del premio Nobel de la Paz. El Instituto Nobel de Noruega ha anunciado este viernes que ha concedido el galardón a Obama por sus "esfuerzos extraordinarios por reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos".

Papá, has ganado el premio Nobel de la Paz. Y es el cumpleaños de Bo

En una intervención en la Rosaleda de la Casa Blanca, Obama ha asegurado que acepta el premio como "un llamamiento a la acción" para resolver los problemas mundiales, entre los que enumeró la lucha contra el cambio climático y el conflicto entre palestinos e isrealies.

"Estoy a la vez sorprendido y profundamente halagado por la decisión del comité del premio Nobel", ha dicho el presidente estadounidense. "No lo veo como un premio a mis propios logros, sino con un reconocimiento al liderazgo de Estados Unidos en nombre de las aspiraciones de las personas en todas las naciones".

El presidente viajará a Oslo a recoger el premio, que se le entregará el próximo 10 de diciembre, informó la Casa Blanca.

"No lo merezco"

"No tengo la impresión de que merezca estar en la compañía de tantas personalidades transformadoras que han sido homenajeadas con este premio", ha reconocido el presidente estadounidense.

Obama ha relatado que, por la mañana, su hija Sasha, de ocho años, le dijo: "Papá, has ganado el premio Nobel de la Paz. Y es el cumpleaños de Bo", el perro de la familia presidencial. Su otra hija, Malia, de 11 años, le recordó que el lunes es fiesta en EE UU.

"No hay nada como tener hijos para conservar la perspectiva de las cosas", ha bromeado el presidente estadounidense.